Iniciativa para prevenir obesidad infantil

La primera dama Michelle Obama anunció un ambicioso objetivo nacional de resolver el problema de la obesidad infantil en el periodo de una generación para que los niños que nazcan ahora lleguen a la edad adulta con un peso saludable, y dio a conocer una campaña nacional –A moverse (Let’s Move)– para ayudar a lograrlo.

La campaña Let’s Move combatirá la epidemia de la obesidad infantil por medio de un enfoque integral que se basa en estrategias eficaces y hace uso de recursos del sector privado y público. Let’s Move contará con la participación de todos los sectores que influyen en la salud de los niños a fin de lograr el objetivo nacional, y proporcionará a las escuelas, familias y comunidades herramientas simples para ayudar a los niños a comer mejor y ser más activos y sanos.

Para apoyar Let’s Move y facilitar y coordinar alianzas entre los estados, comunidades y el sector privado, sean entidades con o sin fines de lucro, las principales fundaciones de salud infantil del país se han unido para crear una nueva fundación independiente –la Sociedad para un Estados Unidos Más Sano (Partnership for a Healthier America)– que acelerará los actuales programas para combatir la obesidad infantil y facilitará nuevos compromisos con el objetivo de lograr el objetivo nacional de resolver la obesidad infantil en una generación.

Hace casi un año, la Sra. Obama inició un diálogo nacional sobre la salud de los niños de Estados Unidos cuando plantó el huerto de la Casa Blanca con estudiantes de la Escuela Primaria Bancroft en Washington, DC. Por medio del huerto, inició una conversación con los niños sobre nutrición adecuada y la función que desempeñan los alimentos en llevar una vida sana. Ese diálogo creció y pasó a ser la campaña Let’s Move anunciada esta semana.

En las últimas tres décadas, la tasa de obesidad infantil en Estados Unidos ha aumentado al triple, y hoy en día, casi uno de cada tres niños en Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos. Un tercio de todos los niños nacidos en el 2000 o posteriormente tendrá diabetes en algún momento en su vida; muchos otros enfrentarán problemas de salud relacionados con la obesidad crónica, como enfermedades coronarias, presión arterial alta, cáncer y asma. Un estudio reciente calculó que el costo del cuidado de salud de enfermedades relacionadas con la obesidad es de $147,000 millones al año. Esta epidemia también tiene un impacto en la seguridad del país, ya que la obesidad es ahora uno de los factores más comunes de descalificación para el servicio militar.

“La salud física y emocional de toda una generación y la salud y seguridad económica de nuestra nación están en juego”, afirmó la Sra. Obama. “Éste no es el tipo de problema que se puede resolver de la noche a la mañana, pero si todos trabajan juntos, se puede resolver. Entonces, a moverse”.

El Presidente Barack Obama dio inicio al lanzamiento al firmar un Memorando Presidencial que crea el primer Grupo de Trabajo sobre la Obesidad Infantil, que incluirá el Consejo de Política Nacional (Domestic Policy Council o DPC), la Oficina de la Primera Dama, los departamentos del Interior, Agricultura, Salud, Educación, el Consejo Económico Nacional (National Economic Council o NEC) y otras agencias.

Dentro de 90 días, el Grupo de Trabajo realizará un análisis de todos los programas y medidas políticas relacionados con la nutrición infantil y actividad física, y formulará un plan nacional de acción que maximice los recursos federales y fije puntos de control concretos hacia el objetivo nacional de la Primera Dama.

Mientras se realice este análisis, ya se están tomando medidas en la Administración y en el sector privado y público para combatir la obesidad y alcanzar el objetivo nacional de la Primera Dama:

You must be logged in to post a comment Login