Demócratas y republicanos siguen divididos sobre reforma de salud

Los demócratas perdieron la súper mayoría de 60 votos a prueba de obstruccionismos republicanos, pero no descartan la posibilidad de lograr una mayoría simple de 51 votos en el Senado para aprobar el proyecto final mediante el proceso de reconciliación.

“Estamos comprometidos con aprobar una reforma de salud para el pueblo estadounidense y todas las opciones para lograrlo siguen siendo consideradas”, aseveró el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid.

La reforma a los seguros médicos “no se trata de un proceso legislativo o cortas frases coloridas. Se trata de ayudar a personas como Jesús Gutiérrez de Reno, Nevada, quienes a diario luchan con un sistema de salud que les prohíbe recibir el cuidado que necesitan y se merecen”, indicó.

Reconoció que “las diferencias ideológicas siempre existirán, pero si no hacemos nada, los costos de la salud continuarán disparándose. Igualmente, cada día miles de nuestros compatriotas seguirán perdiendo su seguro médico o se les negará tratamientos”.

“Aún creo que podemos trabajar juntos y confío en que encontremos la solución bipartidista para reformar los seguros médicos que siempre hemos preferido”, indicó.

El presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tim Kaine, dijo que “este país no puede continuar esperando una acción integral sobre la reforma de seguros médicos”, por lo cual urgió a los republicanos a identificar áreas comunes para asegurar una mayor cobertura a los estadounidenses.

Sin embargo, el senador republicano Lamar Alexander, envió una carta al presidente Obama en la que advierte que el plan de los demócratas aumentará las primas de los seguros.

La aseguradora BlueCross BlueShield de Tennessee, que cubre cerca de una mitad del mercado individual en ese estado, “ha encargado un estudio que estima que las primas para esos individuos aumentarán entre el 30 y el 45 por ciento bajo la legislación del Senado”, advirtió

El líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, afirmó que “los estadounidenses quieren que desechemos este proyecto. Lo han dicho fuertemente, lo han dicho claramente”

Boehner dijo que el proyecto de los demócratas significará una intervención del gobierno en el sector de salud, generará mayores gastos, impondrá mandatos a los consumidores, permitirá fondos federales para cubrir abortos e incluirá mayores impuestos que afectarán los trabajos.

You must be logged in to post a comment Login