Mujeres por la reforma migratoria

Entre sus peticiones, está su esperanza por una reforma migratoria integral que permita que las familias se mantengan juntas y termine con la separación familiar por las deportaciones.


Con pancartas que decían “Las mujeres merecen un salario justo” y “Mujeres por la reforma migratoria”, las activistas marcharon por las calles del conocido barrio de Arlandria-Chirilagua, en Alexandria Virginia.


“¿Qué es lo quieren? Que respeten nuestros derechos”, decían las mujeres mientras algunos conductores tocaban las bocinas de sus autos en señal de apoyo.


La marcha concluyó en el Centro de Recreación Cora Kelly, donde la organización de Inquilinos y Trabajadores Unidos (TWU) realizó su primera reunión comunitaria. La organización participará en la Marcha por América el domingo 21 de marzo a partir del mediodía frente al Monumento a Lincoln para pedir la legalización de millones de indocumentados.


En Virginia diferentes grupos ya comienzan a organizarse para facilitar el transporte de los participantes en la manifestación. Los buses partirán exactamente al mediodía hacia el Mall de Washington desde iglesias, negocios y organizaciones comunitarias que generosamente han facilitado sus estacionamientos.


A nivel nacional, las mujeres también están liderando el esfuerzo por leyes más favorables a los inmigrantes. Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), divulgó recientemente un video en el sitio YouTube para “recordarle” al presidente Obama de sus promesas de una reforma migratoria cuando era candidato presidencial.


De la misma manera, la directora de la Coalición por los Derechos de Inmigrantes en Los Angeles (CHIRLA), Angélica Salas, envió un mensaje directo a Obama en una conferencia de prensa que tuvo lugar el lunes: “Señor presidente, estamos llevando a su patio la Marcha por América para el 21 de marzo”.


Pramila Jayapal, directora de One America, del estado de Washington, manifestó: “Ha llegado la hora de cumplir, porque la paciencia se acabó”. Emma Lozano, del Centro Sin Fronteras, dijo que Obama puede usar el poder que tiene como presidente o perderlo en futuras elecciones, porque “una justicia atrasada es una justicia negada”.


Comentarios similares tuvieron Nitza Segui Albino, de la Alianza Nacional de Comunidades Caribeñas y Latinoaamericanas (NALAAAC) y Linda Sarsour, del grupo New York Immigration Coalition.


Uno de los rostros más jóvenes del descompuesto sistema de inmigración es la adolescente Beatriz, Vásquez, de 15 años, nacida en Estados Unidos de padres salvadoreños, quien entre lágrimas dijo que tenía pesadillas porque su madre está en proceso de deportación.


El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a 387 mil 790 inmigrantes durante el primer año del gobierno del presidente Barack Obama, según un informe del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM).


La cifra representa un incremento del 61.8 por ciento con respecto al promedio de 240 mil deportados anuales bajo el segundo periodo del anterior gobierno del Bush, de acuerdo con la organización.


Indicó, además, que hay un promedio de mil deportados diarios con el gobierno de Obama, en comparación con los 650 inmigrantes deportados diariamente durante el segundo mandato de Bush.


Matthew Chandler, portavoz del Departamento de Seguridad Interna, respondió ante las críticas que la administración Obama está enfocada en una aplicación “inteligente y efectiva” de la ley de inmigración para arrestar a “peligrosos criminales extranjeros” y no en redadas en los trabajos.


El gobierno está comprometido a enfrentar el problema “de manera práctica, usando las herramientas administrativas y de aplicación de la ley a nuestra disposición mientras trabajamos con el Congreso para aprobar soluciones significativas a este problema”, indicó.


Sobre el reporte de FIRM, Chandler dijo en un comunicado que si bien en 2009 los deportados llegaron a 387 mil 790, en 2008 la cifra fue de 369 mil 221 y en 2007 llegó a 291 mil 060.


El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, reiteró su compromiso con la reforma migratoria luego de una reunión con presidente salvadoreño Mauricio Funes, quien se reunió con su homólogo Barack Obama y le pidió que extienda el Estatus de Protección Temporal (TPS).


El domingo 21 de marzo, con camisetas blancas y banderas de Estados Unidos, miles personas recordarán al país las contribuciones de los inmigrantes a nivel social, político, económico y cultural del país, indicó el director de Casa de Maryland, Gustavo Torres.

MLUSAMLUSA

You must be logged in to post a comment Login