BID desembolsó cifras récord para Centroamérica y República Dominicana en 2009

SAN SALVADOR, El Salvador – Un récord histórico marcaron en 2009 las operaciones del Banco Interamericano de Desarrollo en los países del Istmo Centroamericano y República Dominicana, al aprobar la institución 39 proyectos en la región por un total de US$2.773 millones, lo que significó un incremento del 87% en aprobaciones para el sector público con respecto al 2008.

Los desembolsos del BID para la región se duplicaron, generando un flujo neto positivo de recursos de US$1.237 millones, cifra también sin precedentes que casi triplicó el flujo neto con relación al año 2008. El Salvador, por ejemplo, recibió US$487 millones en desembolsos.

El 38 por ciento de las operaciones aprobadas se destinó al sector social, el 34 por ciento a proyectos de modernización del Estado y el 28 por ciento restante a infraestructura, competitividad y medio ambiente.

Las cifras con el balance de las actividades del BID en la región fueron presentadas a los gobernadores del Banco por los países del Istmo Centroamericano y República Dominicana, durante la reunión que iniciaron hoy, jueves 4 de marzo, en San Salvador, la capital salvadoreña. La cita, que concluye mañana viernes 5, se realiza en preparación de la reunión anual de la Asamblea de Gobernadores que comienza el 19 de marzo en la ciudad mexicana de Cancún.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, inauguró la reunión junto al presidente de El Salvador, Mauricio Funes. “El BID es una de las principales fuentes de financiamiento externo y una institución que conoce muy bien nuestras realidades”, dijo el Jefe de Estado salvadoreño. “Juega un papel clave en el desarrollo de nuestras naciones, y no solo por su apoyo financiero, sino también por su asistencia técnica y transmisión de conocimiento”. Funes agregó que considera “de gran trascendencia” contribuir al fortalecimiento del BID “dando nuestro apoyo al proceso de capitalización que se está preparando”.

En dos días de cónclave, en el que también participaron el Primer Ministro de Belice, Dean Barrow y el Vicepresidente electo de Costa Rica, Luis Liberman, también se analizaron otros temas de impacto en las economías de los países, como el estado de avance de proyectos de integración regional. Ejemplos incluyen el sistema de interconexión eléctrica de seis países centroamericanos (SIEPAC) y la creación de un mercado eléctrico regional. La línea de transmisión eléctrica del SIEPAC se inaugurará antes de fin de año.

El aumento sin precedentes en las operaciones del BID en 2009 también se dio en todos los demás países miembros prestatarios del Banco. La institución aprobó en total financiamientos por encima de US$15.000 millones, un 38 por ciento más que los US$11.100 millones aprobados en 2008. Los desembolsos totales crecieron 58 por ciento, alcanzando casi los US$12.000 millones.

Ese fuerte crecimiento obedece a la necesidad de financiamiento que tuvieron los países a causa de la crisis financiera internacional. Al cerrarse súbitamente muchas fuentes de crédito, aumentó casi inmediatamente la demanda de recursos del Banco para proyectos del sector público o préstamos con garantía soberana. Dada la severidad de la crisis y el nivel de exposición del Istmo Centroamericano y República Dominicana, se resintió la actividad económica de todos los países, con impactos sociales en empleo y pobreza, y deterioro en las cuentas fiscales.

Ante la crisis, el Banco respondió rápidamente para apoyar a los países de la región a fortalecer sus programas sociales, sus finanzas públicas y la inversión que permitirá impulsar la competitividad de sus economías, dijo la gerente general del Departamento de Países del Istmo Centroamericano, México y República Dominicana del BID, Gina Montiel. “La modernización del Banco que hemos puesto en marcha durante los últimos 5 años nos han permitido satisfacer la creciente demanda en forma rápida, con programas de calidad y así ampliar la cartera en la región”, dijo Montiel.

Los US$487 millones desembolsados en 2009 para El Salvador, por ejemplo, se deben en gran medida a dos préstamos por un total de US$900 millones aprobados en 2008 para hacer frente a la crisis. El primero fue un préstamo de US$500 millones en apoyo presupuestario para dar curso a la política social de protección a los más pobres, y el segundo fue un préstamo de US$400 millones para dar liquidez al sistema financiero salvadoreño y ayudar a la banca comercial a seguir financiando proyectos productivos en 2009.

Al referirse a las perspectivas para 2010, el balance presentado a los gobernadores regionales es más optimista que el de mediados de 2009, pronosticando una tasa de crecimiento de 2,3 por ciento, con una recuperación gradual de los efectos de la crisis financiera internacional. Pero la demanda por financiamiento de parte de los países no ha bajado, y el Banco espera seguir aumentando aprobaciones y desembolsos en la medida en que su capacidad financiera lo permita.

“La tranquilidad luego de la tormenta parece estar al alcance, aunque todos debemos recordar que la meta no es solamente la estabilidad, sino tasas de crecimiento que lleguen y superen el 5 por ciento. Solo así podremos erradicar la pobreza e invertir en el desarrollo integral y equitativo de nuestras sociedades”, dijo el Presidente Moreno.

En un escenario de mayor demanda de los países, el Banco está avanzando en la decisión de concretar un aumento de sus recursos de capital ordinario y concesional que le permita responder al apoyo financiero que requiere la región. El último aumento de capital del BID se realizó hace más de quince años, en 1994.

You must be logged in to post a comment Login