Garantizar un futuro a cristianos de tierra santa

En la carta, firmada también por el arzobispo Cyril Vasil, S.I., secretario del mismo dicasterio, se lee que el llamamiento de este año “se inspira en la peregrinación realizada sobre las huellas históricas de Jesús” por el Santo Padre Benedicto XVI en el pasado mes de mayo.

El cardenal Sandri recuerda “el ansia pastoral, ecuménica e interreligiosa” que animó las palabras y los gestos del pontífice y cómo en la comunidad eclesial de Israel y Palestina se escuchó “una voz de fraternidad y de paz”. Asimismo, durante aquella visita, refiriéndose al “problema incesante de la emigración”, el Papa afirmó que “en Tierra Santa hay lugar para todos”, exhortando a las autoridades “a sostener la presencia cristiana”, asegurando al mismo tiempo a los cristianos de aquella Tierra la solidaridad de la Iglesia.

“El año sacerdotal insta a los sacerdotes y seminaristas de toda la Iglesia, junto a sus respectivos obispos, a favor de los Lugares Sagrados”, escribe el cardenal, invitando a todos a prodigarse “incansablemente para garantizar un futuro a los cristianos allí donde aparecieron la benignidad y la humanidad de nuestro Dios y Padre”.

“El Papa ha confiado a la Congregación para las Iglesias Orientales el encargo de mantener vivo el interés por aquella Tierra bendita. En su nombre exhorto para que se confirme la solidaridad mostrada hasta ahora. Los cristianos de Oriente tienen, en efecto, una responsabilidad que es de la Iglesia universal, la de custodiar los “orígenes cristianos”, los lugares y las personas que de ellos son signos, para que estos orígenes sean siempre la referencia de la misión cristiana, la medida del futuro eclesial y su seguridad. Por tanto, merecen el apoyo de toda la Iglesia”, concluye el purpurado.

En un documento preparado por la Custodia de Tierra Santa se detallan las obras realizadas gracias a la colecta de 2008/2009

Además de proporcionar becas a sacerdotes y seminaristas de Tierra Santa que estudian en las Universidades Pontificias, se llevaron a cabo restauraciones en varios lugares: Ain Karem (santuario de la Visitación), Jerusalén, Betania, Belén, Jaifa, Magdala, Nazaret, Monte Nebo, Monte Tabor y Nain. También se distribuyeron fondos para sostener parroquias, familias, escuelas, universidades y obras culturales -a través de la Custodia de Tierra Santa-, como la Facultad de Ciencias Bíblicas y de Arqueología del Studium Biblicum Franciscanum de Jerusalén y el Franciscan Media Center, una nueva forma de apostolado que transmite por medio de las cadenas de televisión el mensaje de los Santos Lugares y la vida de las comunidades cristianas locales”.

You must be logged in to post a comment Login