No permitamos a legisladores debilitar la Ley de Aire Limpio

Por: Frances Beinecke

Algunos dicen que a diferencia del Senador Murkowski, el proyecto de ley del senador Rockefeller no pone en duda los datos científicos sobre el cambio climático. Sin embargo, al final, ambos proyectos de ley paralizarían a la EPA y debilitarían a la Ley de Aire Limpio, una ley con fuertes cimientos que en sus 40 años de historia ha salvado cientos de miles de vidas.

La Ley de Aire Limpio exige a la EPA regular los contaminantes que se encuentran en la atmósfera y ponen en peligro la salud humana y el medio ambiente. La Corte Suprema dictaminó recientemente que la Ley de Aire Limpio de forma inequívoca cubre todos los contaminantes del aire, incluyendo los gases de efecto invernadero.

El año pasado, la EPA emitió un comunicado donde concluye que la contaminación causada por el calentamiento global es peligrosa para nuestra salud y el medio ambiente.

Esto es precisamente lo que algunos legisladores quieren anular. Pero si el Congreso puede escoger y elegir qué contaminantes y qué datos científicos quiere hacer valer, entonces la Ley de Aire Limpio podría convertirse rápidamente en la Ley de Aire Sucio, basada en la ciencia política en lugar de las ciencias médicas.

¿Qué habría sucedido si la Ley de Aire Limpio, para eliminar el plomo de la gasolina, hubiera sido bloqueada por los legisladores?. Los líderes de la industria sin duda lo intentaron y la lucha por el liderazgo se parecía mucho a la actual batalla sobre la contaminación causada por el calentamiento global.

Esta lucha también comenzó con una investigación realizada por la EPA, que confirmó que el plomo en la gasolina es una amenaza para la salud pública. Las compañías petroleras alegaron que la ciencia no era lo suficientemente fuerte para justificar los gastos. Si esas voces hubieran prevalecido en la década de 1970 y la eliminación del plomo en la gasolina se hubiera retrasado por otros 10 años, más de 300.000 niños tendrían un coeficiente intelectual inferior a 70 y decenas de miles de adultos sufrirían de enfermedades cardíacas, accidentes cerebro vasculares e hipertensión.

Sin embargo la EPA siguió adelante con esta importante ley y creó el programa de mayor éxito en su historia, el cual se ha imitado en todo el mundo. A pesar del esfuerzo organizado por los que intentan confundir a la opinión pública, en realidad el consenso científico sobre las causas y la gravedad del cambio climático es mucho más fuerte hoy que en el caso del plomo en la década de 1970. La EPA tenía razón para actuar entonces al igual que la tiene ahora.

NRDC lucha contra estos esfuerzos que intentan socavar la Ley de Aire Limpio. Creemos que se le debe permitir a la EPA llevar a cabo su trabajo de regular la contaminación causada por el calentamiento global. El Congreso debe aprobar una legislación detallada de energía limpia y clima y de esta forma liberar plenamente la innovación, ofrecer incentivos que reduzcan el precio de la energía limpia y la creación de casi 2 millones de empleos.

Dile a tus legisladores que no apoyen las enmiendas que obstaculizan el trabajo de la EPA, el cual es proteger a los estadounidenses de la contaminación.

* Beinecke es presidenta del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales-La Onda Verde de NRDC

You must be logged in to post a comment Login