Obama defiende la reforma de salud

Cada año, las compañías de seguros les niegan cobertura a más personas debido a que tienen una enfermedad preexistente.

Cada año, cancelan la cobertura de más personas cuando éstas se enferman y más lo necesitan. Cada año, aumentan las primas más y más. Apenas el mes pasado, Anthem Blue Cross en California trató de aumentar las primas casi 40%. En mi estado, Illinois, las primas están aumentando hasta 60%. Y acaban de escuchar a Leslie, cuyas primas aumentaron 100%. 100%. Simplemente con una carta, su aseguradora aumentó al doble sus primas. Así de fácil.

¿Ven? Las aseguradoras han hecho un cálculo. El otro día, en una conferencia telefónica organizada por Goldman Sachs, un corredor de seguros les dijo a inversionistas de Wall Street que las aseguradoras saben que perderán clientes si continúan aumentando las primas. Pero ya que hay tan poca competencia en el sector de seguros, no les importa que los precios hagan que la gente no pueda comprar seguro médico, pues de todos modos ganarán más aumentando las primas de los clientes que tienen. Y continuarán haciéndolo mientras puedan salirse con la suya.

Entonces, ¿cuánto más tienen que aumentar las primas para que hagamos algo al respecto? ¿Cuántos más estadounidenses tienen que perder su seguro médico? ¿Cuántas empresas más deben cancelar la cobertura? ¿Cuántos años más el presupuesto federal puede aguantar el agobiante costo de Medicare y Medicaid? ¿Cuál es el momento adecuado para la reforma del seguro médico?

El presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC) Tim Kaine subrayó la importancia de la reforma de salud para la comunidad latina, pidiéndoles tomar acción según el debate avanza a sus etapas finales:

Para los hispanos, la reforma de salud no puede esperar. Uno de cada tres hispanos de menos de 65 años no tiene seguro de salud, el 80 por ciento se beneficiará de la reforma y todos los estadounidenses se beneficiarán cuando las compañías aseguradoras tengan que rendir cuentas y actuar responsablemente: se le dará fin a los aumentos vertiginosos en las primas de seguro que hieren a la clase media, fin a la negativa de proveer cobertura por condiciones preexistentes, y las familias podrán mantener a sus hijos en sus pólizas de seguro hasta que cumplan 26 años.

Pero a medida que los republicanos siguen yéndose del lado de las compañías y del status quo, hay muchas cosas en juego para los latinos. El Presidente Obama ha avanzado en la lucha por la reforma de salud – mucho más que cualquier otro presidente en la historia – y los demócratas no detendremos la lucha por una reforma que ayudará tanto a las familias latinas, que se perjudican desproporcionadamente por nuestro sistema inservible de salud. Vea el mensaje del

You must be logged in to post a comment Login