Redadas dividen a las familias

Cada día, miles de inmigrantes acuden a trabajar, pero ahora “29 de nuestros hermanos están detenidos mientras sus familias sufren”, dijo el director de la organización Casa de Maryland, Gustavo Torres, sobre la redada del jueves en el condado de Anne Arundel, en Maryland.

“Esta no es una manera aceptable de tratar a los miembros de nuestra comunidad que trabajan cada día”, sostuvo el dirigente comunitario en una conferencia de prensa frente a la Casa Blanca, donde también el jueves Obama se reunió con grupos pro-inmigrantes para reiterarles su compromiso de cambiar las leyes de inmigración.

Agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestaron a 29 personas en restaurantes, oficinas y residencias en Maryland.

Dirigentes han criticado la realización de esas operaciones cuando el gobierno busca la confianza de los inmigrantes para que completen los formularios del censo y en momentos en que se prepara una marcha masiva el 21 de marzo en Washington por la legalización de 11 millones de indocumentados.

También han rechazado las auditorías en los centros laborales y la cooperación de la policía local con agentes de inmigración, así como la cifra récord de deportaciones en el primer año de Obama.

En la conferencia de prensa, María Pérez Oliva lamentó el arresto de su hermano Josué Eleazar Pérez, quien trabajaba de camarero en un restaurante.

You must be logged in to post a comment Login