Informe de la ONU: no a las exploraciones petrolíferas en tierra de indígenas aislados

Esta recomendación urgente fue elaborada por la Comisión de Expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

A efectos prácticos, supone que no deberían realizarse exploraciones en busca de petróleo y gas en las tierras habitadas por pueblos indígenas aislados.

La publicación de este informe de la OIT se produjo justo antes de que la petrolera anglo-francesa Perenco desvelara sus planes de construir un oleoducto en lo más profundo del territorio de los indígenas aislados, y mientrasRepsol-YPF espera permiso del Gobierno peruano para realizar detonaciones sísmicas en la misma región. Perenco niega que los pueblos indígenas no contactados existan, pero Repsol dice que su existencia es “posible”.

La Comisión menciona al pueblo indígena aislado de los cacataibo como ejemplo “emblemático” de la actitud del Gobierno peruano. Un número desconocido de indígenas cacataibo nunca ha tenido contacto con foráneos.

Sin embargo, la empresa petrolera canadiense, Petrolifera, ha firmado un contrato con el Gobierno para realizar exploraciones en su tierra.

Además, la Comisión alienta al Gobierno de Perú a que “suspenda las actividades de exploración y explotación de recursos naturales que afectan a los pueblos cubiertos por el Convenio en tanto no se asegure la participación y consulta de los pueblos afectados”.

El Convenio 169 de la OIT es la única legislación internacional que existe sobre pueblos indígenas. Perú la ratificó en 1994, pero la ignora constantemente.

Survival International considera que la recomendación de la OIT supone: “Un retroceso vergonzoso para el Gobierno peruano a la vez que una noticia esperanzadora para los pueblos indígenas aislados y para muchos otros pueblos indígenas de todo Perú.

El Gobierno peruano debería ceñirse a la recomendación de la OIT y dejar de entregar a las multinacionales la tierra de estos pueblos sin su consentimiento”.

You must be logged in to post a comment Login