Miles levantan la voz por la reforma migratoria


Decenas de miles de personas, más de 200 mil según los organizadores, se congregaron este domingo en el Mall Nacional de Washington para recordarle al presidente Barack Obama su promesa sobre una reforma migratoria y al Congreso que impulse una propuesta bipartidista para la legalización de millones de indocumentados.


“Tengamos la valentía de luchar hasta que todos los inmigrantes sean respetados aquí en este país”, dijo el representante demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, ante un mar de manifestantes que vestían camisetas blancas y agitaban banderas estadounidenses.


“¡Sí se puede!”, “El pueblo unido, jamás será vencido”, “Presidente Obama: los amigos cumplen sus promesas”, “Paren las redadas” y “Reforma migratoria ahora”, se leía en algunas de las pancartas.


El inmigrante peruano Carlos Saavedra dijo que cuando se apruebe la reforma de salud pendiente en el Congreso, el siguiente tema en el país será la reforma migratoria. “Este es un movimiento basado en mejorar el país, hay que organizar con esperanza”, dijo el activista, que promueve la legalización de miles de estudiantes indocumentados.


La respuesta del presidente Obama no se hizo esperar durante la marcha, como lo indicó en un video transmitido en las pantallas gigantes instaladas en el Mall.


“Sucesos como estos nos recuerdan que los verdaderos cambios no se originan en la Casa Blanca o los pasillos del Congreso; comienzan con gente como ustedes, en comunidades en todo el país, poniéndose de pie y haciendo que se escuchen sus voces”, afirmó.


Agregó que “esta marcha hubiera enorgullecido a Ted Kennedy, y sé que nos acompaña en espíritu mientras continuamos la labor de su vida de realizar una verdadera e integral reforma de la inmigración para nuestro país”.


“Nadie conoce el precio de la inacción mejor que ustedes”, reconoció.


“Lo ven en las familias forzadas a separarse y los dueños de pequeñas empresas que se esfuerzan por hacer lo correcto mientras que otros burlan el sistema. Lo ven en los trabajadores que merecen la protección de nuestras leyes y los oficiales que tratan de mantener seguras nuestras comunidades mientras buscan ganar la confianza de las personas a las que prestan servicios”, indicó.


Señaló que “por eso hoy, existe una coalición cada vez más numerosa de agentes de la ley, líderes religiosos y comunitarios, y miembros del sector laboral y empresarial que comprenden que la reforma de inmigración es crucial para nuestra seguridad y nuestra prosperidad”.


“A fin de cuentas, nuestro sistema quebrado de inmigración afecta a más de una comunidad: afecta a todo nuestro país. Y a medida que continuamos dándole solidez a nuestra economía e impulsando la generación de empleo, es necesario que lo hagamos con un sistema de inmigración que funcione, no el sistema quebrado que tenemos ahora”, indicó.


Obama elogió los esfuerzos bipartidistas por parte de los senadores Charles Schumer y Lindsey Graham, y declaró: “prometo hacer todo lo posible por forjar un consenso entre ambos partidos este año con respecto a este importante asunto”.


“Ustedes bien saben, y yo también, que esto no será fácil y no sucederá de la noche a la mañana. Pero si trabajamos juntos, sin importar divisiones étnicas, estatales y de partido, podemos forjar un futuro digno de nuestra historia como nación de inmigrantes y estado de derecho”, recalcó.


El presidente del Sindicato de Trabajadores Agrícolas (UFW), Arturo Rodríguez, señaló que “si trabajamos todos juntos y unidos, vamos a lograr rápido una reforma migratoria”. Informó que existen conversaciones entre los sindicatos y los empresarios para llegar a un acuerdo sobre el futuro flujo de trabajadores temporales.


El concejal del condado de Arlington, en Virginia, Walter Tejada, resaltó esfuerzos de movilización en toda el área metropolitana. “Estamos inspirados por el mensaje del presidente Obama, fue una sorpresa. A la gente le digo dos palabras: paciencia y optimismo. Sigamos luchando, a cabildear, a escribir cartas, a hacer llamadas”, recomendó.


El director de la Asociación Nacional de Latinos Electos y Designados (NALEO), Arturo Vargas, pidió a la comunidad “que no pierda la fe. Si no continuamos la presión el Congreso no va a mover nada, necesitamos aumentar más el poder político, la participación en el censo, la ciudadanía y la votación”.


“En las pasadas elecciones votaron 10 millones de latinos, pero podrían ser 21 millones. Marchar es importante, pero ir a las casillas de votación es más importante”, enfatizó.


La reverenda Alexia Salvatierra, de la organización Clérigos y Laicos Unidos para la Justicia Económica (CLUE) y parte del Movimiento Santuario, afirmó que “esta marcha es como una onda, es un momento muy importante en la vida del pueblo, estamos uniéndonos gente inmigrante y no inmigrante”.


Por la mañana antes de la manifestación, en una misa en la iglesia Saint Alysious, el cardenal de Los Angeles, Roger Mahoni, coreó con los feligreses por varios minutos, como marcando el punto de partida: “¡Sí se puede! ¡Sí se puede”.

MLUSAMLUSA

You must be logged in to post a comment Login