Indicios de recuperación gradual en el mercado laboral


El informe sobre el empleo muestra que continúan los indicios de recuperación gradual en el mercado laboral. El empleo por planilla aumentó significativamente en marzo, y la tasa de desempleo permaneció constante a pesar de un aumento considerable en la fuerza laboral.


El número de puestos en planilla aumentó en 162,000. Incluso tras hacer un ajuste por la contratación por el Censo de los 48,000 trabajadores temporales y el efecto de la recuperación de las tormentas de nieve de febrero, esta cifra indica una tendencia al aumento del empleo por planilla. Es más, cálculos modificados ahora indican un leve incremento en el empleo en enero y una pérdida menor de empleos en febrero que la reportada previamente. Como resultado, durante todo el primer trimestre del 2010, el crecimiento promedio de empleo fue de 54,000 puestos al mes. Éste es un cambio drástico con relación al primer trimestre del 2009, cuando en promedio se perdieron753,000 empleos al mes.


La tasa de desempleo se mantuvo constante, en 9.7 por ciento. Esta estabilidad refleja aumentos aproximadamente proporcionales en la fuerza laboral y empleo, tal como lo cuantificó la encuesta de hogares de familia. Este patrón de mayor empleo en la fuerza laboral y hogares de familia se ha repetido en cada uno de los últimos tres meses. De hecho, según la encuesta de hogares de familia, la fuerza laboral ha aumentado en 1.1 millones desde diciembre del 2009 y el empleo ha aumentado en 1.4 millones.[1]


A la vez que recibimos con beneplácito las alentadoras noticias de hoy sobre el mercado laboral, es obvio que el mercado laboral en Estados Unidos sigue muy afectado. Más de ocho millones de estadounidenses han perdido su trabajo desde el inicio de la recesión en diciembre del 2007. Será necesaria la generación sostenida y enérgica de empleos para reducir la tasa de desempleo. Es sumamente necesario tomar medidas adicionales específicas a fin de impulsar la generación de puestos de trabajo en el sector privado para asegurar una recuperación más rápida y generalizada.


Aunque este informe laboral es el más positivo que hemos tenido en tres años, es probable que haya altibajos en el futuro. Las cifras mensuales de empleo y desempleo son volátiles, y están sujetas a modificaciones considerables. Por lo tanto, es importante no darle demasiado peso a ningún informe mensual, sea positivo o negativo. Es esencial que continuemos nuestros esfuerzos por tomar el curso correcto y producir mejoras uniformes y sólidas en el empleo.


* * *


Declaraciones del líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid:


“Nuestra economía sigue encaminándose en la dirección correcta, pero aún queda mucho trabajo por hacer para recuperarnos totalmente. Es por esto que seguiremos enfocándonos en aprobar legislación que vuelva poner a trabajar a los estadounidenses y ayude a las pequeñas empresas a volver a prosperar.


“Con tantas familias nevadenses y en el país luchando por salir adelante, es imperativo que los republicanos del Senado dejen de bloquear la extensión de los beneficios de seguro y salud para desempleados. La estabilidad económica de millones de familias peligra por su obstrucción.


“Los demócratas del Senado sabemos que estas buenas señales son importantes. Sin embargo, lo más crucial es que no perdamos de vista la meta de generar empleos hasta que cada estadounidense tenga trabajo y nuestras familias de clase media vuelvan a prosperar”.


Declaraciones del presidente del DNC Tim Kaine:


“El informe sobre el empleo de esta mañana muestra que la incesante atención del Presidente Obama a la recuperación económica está funcionando. En los últimos tres meses, más de 200,000 estadounidenses han vuelto a trabajar, lo que representa un nuevo respiro para las familias de todo el país.


“Hemos logrado mucho en el último año. Cuando el Presidente Obama asumió el mando, la economía perdía empleos a una tasa alarmante –casi 800,000 al mes–, y la economía estaba cayendo en picada. Casi inmediatamente después de asumir la presidencia, el Presidente Obama y los demócratas en el Congreso comenzaron a revertir esa tendencia al implementar un ambicioso plan de gobierno para reencaminar nuestra economía y hacer que la gente vuelva a trabajar.


Por medio de la Ley para la Recuperación Económica (Economic Recovery Act), inversiones en infraestructura, ayuda a pequeñas empresas e incentivos para que los empleadores contraten trabajadores nuevos, hemos podido pasar de enormes pérdidas de empleos bajo el gobierno anterior a los logros laborales que hemos visto en el primer trimestre del 2010. La economía ha pasado de contraerse a una tasa alarmante a volver a crecer. Estamos comenzando a ver indicios de un respiro.


Desafortunadamente, los demócratas hemos tenido que asumir la responsabilidad, prácticamente sin ninguna cooperación del Partido Republicano, todo esto como resultado de un plan de obstrucción y politiquería que los líderes republicanos elaboraron cuando la economía se encontraba en la peor situación desde la Gran Depresión. Ése era, claro está, el preciso momento en que debían haberse concentrado en ayudar al Presidente a propiciar la recuperación económica a fin de ayudar al pueblo estadounidense a estabilizarse. La negativa de los republicanos de colaborar con nosotros en estos importantes asuntos representa la peor cara de la política.


Incluso con estas alentadoras cifras laborales, sabemos que nos queda mucho trabajo por hacer. Demasiados estadounidenses aún buscan trabajo, y hasta que todos los que quieren empleo tengan uno, no podemos cruzarnos de brazos. El Presidente Obama y sus aliados demócratas se han comprometido a reconstruir nuestra economía para el corto y largo plazo, y estamos trabajando arduamente a diario para implementar medidas políticas que generarán empleos y asegurarán el futuro de los estadounidenses de clase media.


Los republicanos tienen otra oportunidad de poner de lado sus diferencias y encontrar terreno común con respecto a los asuntos que afectan a las familias de Estados Unidos. Llevan tiempo deseando que reine el fracaso, y ya es hora de que paren. Es hora de que abandonen a la politiquería y comiencen a trabajar con nosotros para encontrar soluciones a los problemas de nuestra nación. Es lo que el pueblo estadounidense quiere y lo que merece”.

You must be logged in to post a comment Login