Una tradición cultural que colorea la Semana Santa

Por Ramón Jiménez


Después de seis años continuos, para los integrantes del grupo ALFA-CONCE ya es una tradición dar a conocer la cultura guatemalteca en tiempos de Semana Santa en el área de Washington.


Este Viernes Santo, como en años anteriores, el grupo de unos 35 integrantes elaboró una gigantesca alfombra en el atrio de la Iglesia San Antonio de Padua, en el vecindario de Culmore, en Falls Church, Virginia, donde pasó el Vía Crucis.


“La elaboración de estas alfombras es parte de nuestra cultura y queremos que personas de otros países las aprecien de cerca, pero al mismo tiempo quienes las hacemos consideramos que es ‘parte de una penitencia’ que tenemos que cumplir”, dijo Danny López dirigente del grupo ALFO-CONCE, que lo integran nativos de Concepción Chiquirichapa.


Para terminar la colorida obra de arte el grupo necesitó unas siete horas, pero en el Vía Crucis los feligreses necesitaron solo cuestión de minutos para deshacerla.


Según López para la elaboración de la alfombra gastaron un aproximado de 1,500 dólares, que juntan entre todos los miembros del grupo y lo completan con donaciones que reciben cada vez que elaboran ese fino trabajo, que ya fue exhibido en el museo de la Institución Smithsonian de Washington.


Las alfombras son elaboradas de aserrín y teñidas con tinte de diferentes colores traídos desde Guatemala.


Alrededor del 80 por ciento de los más de 12 millones de guatemaltecos son de origen indígena y un alto porcentaje profesan la religión católica.

You must be logged in to post a comment Login