Genera polémica cooperación policial con inmigración

El Inspector General del Departamento de Seguridad Interna (DHS) cuestionó el viernes pasado la falta de supervisión y protección a los derechos civiles bajo el programa 287(g) que permite la cooperación del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) con la policía local.



“El programa es inefectivo, sujeto a abusos y responsable de crear un ambiente de miedo en las comunidades del país al desviar recursos de una real aplicación de la ley a los criminales”, dijo Clarissa Martínez de Castro, del Consejo Nacional de La Raza (NCLR).




Es tiempo que el Congreso, el DHS – al cual pertenece el ICE – y el presidente Barack Obama “ofrezcan soluciones reales” por medio de una reforma migratoria integral, afirmó.




Mary Giovagnoli, directora del Centro de Políticas de Inmigración, sostuvo que el reporte de la Oficina del Inspector General muestra que el gobierno “tiene que distinguir entre deportar a un gran número de inmigrantes y darnos seguridad”.




Algunos departamentos policiales siguen usando el programa 287(g) para “intimidar y aterrorizar” a los inmigrantes y el ICE carece de las estructuras para restringir ese tipo de acciones, dijo Brittney Nystrom, del Foro Nacional de Inmigración.




“El programa 287(g) perjudica la capacidad de la policía local de ganar la confianza de las poblaciones inmigrantes en sus comunidades”, por lo cual “debe ser abandonado”, puntualizó.




En un comunicado divulgado a la prensa, el ICE indicó que el reporte del Inspector General no refleja las reformas al programa 287(g), que ha dado prioridad en el arresto y la detención de extranjeros criminales.




El diario The Washington Post informó el 27 de marzo que un alto funcionario del ICE envió un memorando al personal para que se enfoquen en el número de arrestos en lugar de centrarse en los extranjeros involucrados en crímenes graves.




El ICE respondió en un comunicado que el memorando citado por el diario no refleja sus políticas, fue enviado sin autorización y ya fue corregido.




Señaló que las deportaciones de extranjeros criminales se incrementaron en 19 por ciento entre los años fiscales 2008 y 2009, y en lo que va de 2010 han aumentado en un 40 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.




Un programa similar del ICE denominado “Comunidades Seguras”, enfocado en inmigrantes involucrados en delitos graves, está en proceso de ser aplicado en el Distrito de Columbia, lo cual ha generado el rechazo de dirigentes locales.
La Jefa de la Policía del DC, Cathy Lanier, ha firmado un acuerdo con ICE “para colaborar y deportar a personas indocumentadas”, denunció esta semana el reverendo Rafael Guevara, Presidente de Confraternidad de Pastores de Washington, Maryland y Virginia.




“Apoyamos programas que ayuden a pelear contra el crimen. Lo que no apoyamos es un programa que discrimina contra nuestra comunidad en general, rompe familias, y da mas poderes de abuso a las fuerzas policiales”, enfatizó.




Los activistas afirmaron que en momentos cuando las autoridades promueven la participación latina en el censo, la jefa Lanier intenta aplicar un programa de cooperación con agentes federales de inmigración.

You must be logged in to post a comment Login