Desempleo y burocracia bloquean rescate a propietarios de casa

Asesores de casi 250 organizaciones no lucrativas de 45 estados respondieron a una encuesta sobre sus experiencias con el programa de modificación de préstamos hipotecarios Making Home Affordable (MHA) para ayudar a las familias a comprar una casa y frenar el impacto de la recesión en sus agencias.

De acuerdo con el informe:

• Aproximadamente cinco de cada seis asesores consideraron la trayectoria de prevención de ejecuciones hipotecarias de los proveedores de servicios hipotecarios como “regular” o “mediocre”.
• Los asesores reportaron que los proveedores de servicios hipotecarios frecuentemente pierden los documentos de los clientes, son negligentes para responder de manera oportuna, y hacen que las familias caigan en la ejecución hipotecaria mientras sus solicitudes se encuentran todavía en el proceso de revisión.
• El desempleo y la pérdida de ingresos fueron las causas para delinquir en los pagos de la hipoteca de los casos que los entrevistados manejaron. Además, después de perder sus ingresos, aquellos con mayor necesidad de intervención para no perder su hogar no pueden costear los servicios para luego rescatar su vivienda.
• Más de la cuarta parte de las agencias de los asesores reveló que el desempleo o la pérdida del empleo también había afectado a su personal o al esposo(a) de algún compañero, ocasionando el retraso de sus pagos.

“Nos decepciona que después de dos años de la crisis hipotecaria y un año del programa Making Home Affordable, las familias siguen sin obtener la ayuda que necesitan”, dijo Janet Murguía, presidenta y directora general del NCLR.

“Las organizaciones comunitarias están al frente de la lucha para salvar a nuestros barrios de los efectos devastadores del desempleo y de las cifras históricas de ejecuciones hipotecarias. Ellas se merecen contar con las herramientas necesarias para la regularización de los mercados locales de vivienda y trabajo”.

No está claro si las recién anunciadas revisiones al programa MHA abordarán las cuestiones planteadas por los asesores de vivienda. Si bien los cambios –incluyendo la ayuda a los propietarios que deben más del valor de sus casas – son alentadores, no abordan los problemas creados por la burocracia de los proveedores de servicios hipotecarios, cuyos tropiezos pueden hacer que un prestatario termine enfrentando una ejecución hipotecaria innecesaria.

Además, con periodos de desempleo que duran a menudo más de seis meses, especialmente entre los trabajadores de color, es poco probable que los tres meses de asistencia de préstamo de casa ayuden a la mayoría de los propietarios desempleados latinos y negros.

La Red de Vivienda (NHN por sus siglas en inglés) del NCLR, un intermediario certificado de asesoría en vivienda del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD por sus siglas en inglés) se asoció con otros 11 intermediarios aprobados por el HUD para desarrollar y administrar esta encuesta. La NHN proporcionó servicios de asesoría de vivienda a más de 52 mil familias el año pasado.

You must be logged in to post a comment Login