BID apoya proyectos de energía limpia


El Banco Interamericano de Desarrollo, la principal fuente de financiamiento a largo plazo para América Latina y el Caribe, anunció su intención de incrementar el financiamiento para proyectos de energía renovable y cambio climático a US$3.000 millones al año para el 2012.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, hizo el anuncio en una cumbre de ministros de energía de las Américas celebrada en la sede del Banco en Washington. Representantes de 32 países asistieron al evento, entre ellos el secretario de Energía de los Estados Unidos, Steven Chu, y la Secretaria de Estado Hillary R. Clinton.

En la ceremonia de apertura, Moreno señaló que el BID enfrenta una creciente demanda de apoyo por parte de países latinoamericanos y caribeños interesados en desarrollar sus recursos energéticos renovables y en combatir los efectos del cambio climático. El financiamiento del BID para proyectos relacionados con la energía ascendería a unos US$1.500 millones este año, contra US$457 millones aprobados en el 2008.

“El mes pasado, como muchos de ustedes saben, nuestra Asamblea de Gobernadores aprobó en principio un aumento general de capital para el BID de US$70.000 millones. Como resultado, cuando concluya este proceso, el Banco tendrá la capacidad para volver a duplicar su financiamiento para energías limpias y sostenibles hasta unos US$3.000 millones anuales para el 2012. Y me complace anunciar hoy que esa es nuestra intención”, dijo Moreno.

El aumento del financiamiento permitirá al BID concentrarse en cuatro grandes áreas: intensificar las inversiones en energía en sus países prestatarios más pobres; alentar la integración energética en América Latina y el Caribe; promover medidas de eficiencia energética en toda la región y ayudar a los gobiernos a crear marcos para la mitigación y adaptación al cambio climático.

Como ejemplo del tipo de iniciativas que el BID prevé, Moreno mencionó que el Banco propondrá al gobierno haitiano el desarrollo de una nueva infraestructura energética para aprovechar el potencial eólico, solar e hidroeléctrico del país. Tal iniciativa podría costar unos US$1.000 millones, pero ayudaría a la nación más pobre de las Américas ahorrarse cientos de millones de dólares al año en importaciones de hidrocarburos.

“Desde luego, US$1.000 millones es mucho dinero. También habrá que superar muchos obstáculos técnicos y regulatorios. Pero imagínense lo que significaría para Haití reducir la carga de la importación de combustibles. Más aún, esto demostraría que la energía renovable no es un lujo si no una manera inteligente de aprovechar el potencial humano hasta en las situaciones más complicadas”, agregó Moreno.

Además, Moreno anunció que el BID se asociará con el Departamento de Energía de los Estados Unidos y agencias de diversos países para crear el Centro de Innovación de la Alianza de Energía y Clima para las Américas. Este centro, que contará con la colaboración de algunos de los máximos expertos mundiales en energía renovable y eficiencia energética, servirá como nexo para la difusión de conocimientos técnicos e incubadora de proyectos de energía a ser financiados con gobiernos y el sector privado.

“Decenas de países de todas las Américas se han congregado hoy para promover la energía limpia para el futuro de nuestro hemisferio”, comentó el Secretario Chu. “Al expandir nuestra cooperación y colaboración en temas energéticos y climáticos clave, sentaremos las bases para un crecimiento económico amplio al mismo tiempo que protegeremos el medio ambiente.”

Durante la reunión ministerial, que continuará el viernes en la sede de la Organización de los Estados Americanos, los delegados analizarán propuestas concretas para desarrollar nuevas fuentes de energía renovable, moderar el consumo energético y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Fundado en 1959, el BID es el mayor de los bancos de desarrollo regionales. En marzo sus 48 países miembros acordaron apoyar en principio un aumento de capital para ampliar su capacidad de préstamo a unos US$12.000 millones anuales, casi doble de su actual nivel sostenible. Estados Unidos es el mayor accionista individual del BID. En conjunto, los países prestatarios de América Latina y el Caribe poseen una mayoría de las acciones.

You must be logged in to post a comment Login