Día de la Tierra: necesitamos una revolución de energía limpia

Este año tenemos mucho que celebrar. El aire está más limpio y los ríos menos contaminados. Sin embargo, falta mucho por hacer. Millones de personas en Estados Unidos y en el mundo, aún respiran aire sucio y las emisiones que causan el calentamiento global siguen aumentando.

Pero tenemos una nueva oportunidad de actuar reconociendo la necesidad de la legislación de energía limpia y clima. Si aprobamos una ley fuerte de clima y energía se crearán millones de empleos, reduciremos la contaminación por 2 mil millones de toneladas y evitaríamos el envío de miles de millones de dólares al exterior comprando petróleo importado.

Juntos podemos hacer una realidad estas metas si nos unimos para exigir acción como hicimos el primer Día de la Tierra hace cuarenta años.

Los Senadores John Kerry, Lindsey Graham y Joe Lieberman han estado desarrollando una propuesta bipartidaria que realizará estos objetivos. Se anticipa que revelen su propuesta el 26 de abril y aunque aún esperamos los detalles específicos, esto es lo que una legislación fuerte de energía limpia y clima podría hacer para nuestro país:

Crear 2 millones de empleos. Legislación dará a los inversionistas la seguridad que necesitan para financiar nuevas empresas de tecnologías verdes y creará empleos para proyectos de eficiencia energética y energías renovables que no pueden ser enviados al exterior. La Universidad de California calculó que la legislación de energía limpia y clima ya aprobada por la Cámara de Representantes crearía 1.9 millones de empleos para el 2010. El Senado no tiene mucho que mejorar para alcanzar el objetivo de 2 millones de empleos nuevos.

Reducir la contaminación por 2 mil millones de toneladas. Es imperativo que reduzcamos la contaminación causante del calentamiento global por esta cantidad para el 2010 para evadir los efectos más peligrosos del cambio climático. La única manera de hacer esto es implementar límites efectivos para la contaminación del carbono y fortalecerlos más estrictos cada año. Los Senadores Kerry, Graham y Lieberman han indicado su objetivo de reducir las emisiones por un 17 por ciento para el 2020, y por un 80 por ciento para el 2050, números consistentes con los compromisos que hizo el Presidente Obama en Copenhague.

Ahorrar 2 millones de millones de dólares (2 trillion en inglés). Con cada barril de petróleo que importamos, mandamos nuestros dólares a otros países, muchos de los cuales son hostiles hacia los EE.UU. La legislación de energía limpia y clima obligará a los contaminadores principales a pagar por su contaminación, haciéndoles buscar maneras más eficientes para reducir sus emisiones y ahorrar dinero. Impulsará el aumento de tecnologías limpias, financiando proyectos de energía eólica y solar que evitará el envío de dinero a países petroleros. El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC) calcula que al fomentar nuestra economía limpia ahorraremos 2 trillones de dólares durante los siguientes cuarenta años.

El Senado puede aprobar legislación que genere 2 millones de empleos y ahorre 2 mil millones de toneladas de emisiones y 2 trillones de dólares, demostrando liderazgo estadounidense a nivel global mientras respeta la autoridad de agencias federales como la EPA aquí en casa. No será perfecto, pero si el público exige acción hay razones fuertes para mantener el optimismo.

Ahora que la lucha de la reforma de salud ya concluyó, el Presidente Obama debe dirigir su atención a la reforma energética. Con su liderazgo, junto con los esfuerzos bipartidistas de los senadores Kerry, Graham y Lieberman y el apoyo del líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, una revolución de energía limpia ya está a nuestro alcance.

You must be logged in to post a comment Login