La OEA y la UE contribuyen a mejorar servicios de tratamiento de drogas

Este instrumento, además, ha creado conciencia del papel que pueden jugar las ciudades en la búsqueda de soluciones a los problemas sociales y de salud causados por el abuso de drogas.

Este esfuerzo de colaboración en el ámbito de la lucha contra la drogadicción, llamado “EU-LAC Alianza de Ciudades en Tratamiento de Drogas”, culmina esta semana en la “Cumbre de Alcaldes, Alcaldesas y Ciudades de Europa, Latinoamérica y el Caribe sobre Drogas”.

La conferencia se realiza en Lugo, España, y reúne a unos 300 alcaldes, alcaldesas, expertos y autoridades internacionales en materia de drogas de una cuarentena de ciudades de los dos continentes.

Cuenta además con la colaboración y el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comunidad del Caribe (CARICOM) y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT).

Entre los resultados más destacables del proyecto EU-LAC se encuentran la creación de tribunales de tratamiento de drogas en ciudades surinameses y mexicanas, y la creación de la Asociación Europea de Tribunales de Tratamiento de Drogas en Gante, Bélgica.

Los tribunales de este rubro, que son encabezados por un juez y cuentan con un equipo de supervisión, buscan enfrentar los problemas para el individuo y la sociedad causados por el abuso de drogas y su relación con el delito a nivel local, y han sido más exitosos que otros programas, en el objetivo de evitar las recaídas en estos tratamientos.

Igualmente, el proyecto EU-LAC coordina un registro de pacientes tratados, que puede ser empleado por más de 30 ciudades con los objetivos de fortalecer las capacidades de tratamiento de drogas a nivel ministerial y la investigación y comparación de datos entre ciudades.

“Hay una conciencia mayor ahora entre las ciudades participantes en el proyecto y los gobiernos nacionales, sobre el papel de los gobiernos municipales en proporcionar o facilitar tratamiento de drogas y contribuir a las soluciones de los problemas causados por el abuso de drogas”, afirmó James Mack, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) de la Secretaría de Seguridad Multidimensional de la OEA.

“El proyecto ha demostrado que las ciudades tienen un interés profundo en los resultados del tratamiento de drogas en sus jurisdicciones. Las personas viven en ciudades por lo que las consecuencias de la dependencia de drogas se viven a nivel local.

Las ciudades participantes en este proyecto han logrado obtener un mejor entendimiento de cómo pueden contribuir y cuales son sus responsabilidades en la búsqueda de soluciones a los problemas causados por el abuso de drogas”, indicó el funcionario de la OEA.

El Secretario Ejecutivo Mack resaltó que el proyecto EU-LAC ha ayudado a las ciudades participantes de América Latina y el Caribe a desarrollar vínculos más estrechos con las agencias nacionales de drogas de sus países.

“Sin duda la colaboración es ahora mayor entre los gobiernos locales y nacionales de los países participantes”, afirmó Mack. “A lo largo del proyecto, hemos logrado que las ciudades trabajen más cercanamente con las comisiones nacionales de drogas y aprovechen los recursos y el apoyo que éstas ofrecen. Algunas de las ciudades no conocían los programas de tratamiento de drogas de sus gobiernos nacionales”, agregó.

La Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) fue establecida por la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en 1986 como la respuesta política del Hemisferio Occidental para ayudar en la solución de todos los aspectos del problema de las drogas.

Su misión principal es fortalecer las capacidades humanas e institucionales de sus estados miembros para reducir la producción, tráfico y uso de drogas ilícitas, y encarar las consecuencias sanitarias, sociales y penales de la problemática de las drogas.

La Cumbre de Lugo se realiza del 21 al 23 de abril.

You must be logged in to post a comment Login