Mejores prácticas en asistencia humanitaria a Haití

Con retos significativos aún existentes ante las necesidades humanitarias del pueblo haitiano, luego del devastador terremoto de enero de 2010, dos organizaciones con experiencia en el país caribeño compartieron este miércoles información sobre la crisis humanitaria en Haití y sus opiniones sobre cómo abordarla mejor.

Durante el evento En Solidaridad con Haití, realizado en el Salón Bolivariano de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Estados Unidos, representantes de las organizaciones TransAfrica Forum y Servicio Jesuita a Refugiados abogaron por un acercamiento más integral del trabajo humanitario. Esto incluye la participación de líderes de comunidades espontáneas, así como la correcta distribución de los bienes y servicios vitales para aquellas comunidades y grupos que más los necesitan, particularmente los más de 1.5 millones de personas desplazadas internamente.

TransAfrica Forum, que viajó a Haití en Febrero y Marzo, y regresará la próxima semana, enfatizó la importancia de incluir el liderazgo haitiano y la sociedad civil en la planificación y ejecución de la asistencia humanitaria, destacando también el ejemplo de los campamentos establecidos por el gobierno venezolano y Citgo. El Servicio Jesuita de Refugiados –organización que ha trabajado ampliamente en la frontera noreste de Haití con República Dominicana- solicitó que se centre más atención en las necesidades alimentarias y de ayuda a los desplazados que aún no han conseguido alojamiento en los campamentos existentes o en establecimientos permanentes, así como más apoyo internacional para comunidades rurales que hayan recibido flujos de personas desplazas por el terremoto.

La exposición fue complementada por fotografías de la devastación causada por el terremoto y de los esfuerzos de rescate y reconstrucción en Haití.

“Hay muchos países, organizaciones e instituciones que están ayudando a que el pueblo de Haití se recupere de esta catástrofe, pero sólo si trabajamos abiertamente y en cooperación, tanto entre nosotros mismos como con el pueblo y el gobierno de Haití, la ayuda y la asistencia será efectiva”, dijo el embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Estados Unidos, Bernardo Álvarez. “Esto es sólo el comienzo del trabajo que todos los países del hemisferio tenemos que hacer en Haití. Todos tenemos una deuda moral con el pueblo haitiano”, puntualizó.

TransAfrica Forum es la organización afro-estadounidense de derechos humanos y justicia social más grande y con más antigüedad enfocada en la política exterior estadounidense, mientras que el Servicio Jesuita a Refugiados es una organización católica internacional que tiene la misión de acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados. La República Bolivariana de Venezuela tiene vínculos con Haití que se remontan a la época de la gesta independentista venezolana; y ha extendido la asistencia a esa nación caribeña luego del terremoto, a través del envío de combustible, alimentos, abrigo, equipos y personal.

En Solidaridad con Haití fue parte de una serie de eventos culturales y educativos que tuvieron lugar en el recientemente remodelado y reinaugurado Salón Bolivariano de la Embajada venezolana en Washington, DC. De igual forma, este evento formó parte de las actividades realizadas para conmemorar los 200 años de la independencia de Venezuela, y fue posible gracias al patrocinio de Citgo Petroleum Corporation, filial de Petróleos de Venezuela, la empresa petrolera estatal de la República Bolivariana de Venezuela.

Fuente: Embajada de Venezuela

You must be logged in to post a comment Login