Llamando a mejorar las normas de seguridad en el lugar de trabajo

“El desastre de la mina de carbón Massey Energy Co. en Virginia Occidental, que causó la muerte innecesaria de 29 mineros es también un triste recordatorio de la falta de estándares de salud y seguridad necesarios para prevenir lesiones o muertes en muchos lugares de trabajo” dijo Terry O’Sullivan, presidente general de LIUNA.

“Debemos honorar a todos los trabajadores que se murieron construyendo América haciendo un llamado para mejorar las leyes y más recursos para mantener a las personas seguras en el trabajo”, enfatizó.

Los datos de la oficina de estadísticas del Departamento de Trabajo demuestran que los trabajadores de la construcción enfrentan un riesgo excesivo de muertes o lesiones en sus centros de trabajo. En 2008 un total de 322 mil 700 trabajadores de construcción sufrieron lesiones y 975 murieron en accidentes en el lugar de trabajo. Aunque los trabajadores de la construcción son el 5.7 por ciento de la fuerza laboral, representan el 8.7 por ciento de lesiones relacionadas por el trabajo y 19 por ciento de las muertes.

Cuarenta años después de la promulgación de la ley de Seguridad y Salud Ocupacional en 1970, continúa una significativa brecha en la protección de los trabajadores. La administración del presidente Barak Obama ha aumentado el presupuesto de la seguridad en el trabajo, pero hace falta más acciones del Congreso.

En particular, LIUNA ha instado al Congreso a aprobar el proyecto de ley de Protección de los Trabajadores Estadounidenses, que extendería la protección de OSHA para todos los trabajadores, reforzaría medidas contra la discriminación. Asimismo, protegería a los denunciantes, aumentaría las penas civiles y criminales y aumentaría los derechos de los trabajadores con un sindicato.

El Sindicato también ha instado que apruebe el proyecto de Compensación y Bienestar del 9/11, la cual ayudaría asegurándose que los trabajadores expuestos a los escombros tóxicos en la Zona Cero de Nueva York reciban cuidado médico a largo plazo por enfermedades relacionadas.

El Fondo de Salud y Seguridad de los Obreros de Norte América y el Fondo de Educación y Capacitación de LIUNA trabajan juntos para asegurarse que la muerte o lesiones nunca sean el precio de ir a trabajar. Los programas de salud y seguridad de LIUNA han demostrado que los accidentes pueden ser reducidos muchas veces con instrucción y regulaciones apropiadas.

“La administración del presidente Obama ha dado algunos alentadores pasos para proteger a nuestro más valioso patrimonio de la nación – nuestros trabajadores”, dijo O’Sullivan.

“Cada día, nuestros miembros se comprometen a proyectos peligrosos que ayudarán a los Estados Unidos de América a competir en el siglo XXI. Nosotros sólo pedimos al Congreso y a la Casa Blanca que hagan un compromiso semejante para mantenerlos libres de lesiones y muertes”.

You must be logged in to post a comment Login