Survival pide a empresa constructora que se retracte

La polémica comenzó después de que el proyecto de Salini de construir la presa más alta de África en el río Omo, en Etiopía, generara un aluvión de críticas.

Salini ha acusado a Survival International de afirmar que el agua embalsada de la presa sería 15 veces su tamaño actual. Sin embargo, Survival nunca ha declarado tal cosa. Desde la organización hemos solicitado a Salini que pruebe o retire la acusación, pero sigue sin pronunciarse.

La presa, llamada Gibe III, destruirá los modos de vida de 200.000 indígenas que dependen del río y de sus crecidas anuales para sobrevivir.

Sin embargo, Salini afirma en una nota de prensa que Gibe III beneficiará a los pueblosindígenas del valle del Omo. Una coalición de expertos, varias organizaciones internacionales y numerosos antropólogos están en desacuerdo con la empresa italiana.

Salini comenzó a construir la presa Gibe III en diciembre de 2006, sin consultar a las comunidades locales. Muchos de los pueblos indígenas aún saben muy poco acerca de lo que sucederá con el río y sus crecidas, de los que dependen.

El Gobierno etíope prácticamente ha imposibilitado cualquier tipo de consulta y ha prohibido la existencia de 41 grupos comunitarios en la zona.

Además de generar electricidad para ser exportada, la presa Gibe III se utilizará para el riego de grandes extensiones de terreno. El Gobierno ha comenzado a arrendar miles de hectáreas de tierra a empresas y gobiernos extranjeros para la agricultura y ganadería, y como consecuencia, los pueblos indígenas de la zona están perdiendo zonas esenciales de pastoreo.

Fuentes internas a Survival han manifestado: “La presa va a destruir a los pueblos indígenas del valle bajo del Omo, y estos ni siquiera han sido consultados. El proyecto de Salini viola los derechos más básicos de los vulnerables pueblos indígenas y muestra una imprudencia total por su parte”.

Lee esta noticia online: http://www.survival.es/noticias/5879

You must be logged in to post a comment Login