Arizona: ser latino es ilegal

Por Walter Giovanni Monge-Cruz

Recién llegado a Estados Unidos hace casi dos décadas, me senté una tarde de verano en el barandal turístico frente a la Casa Blanca en Washington DC, y observé con especial atención la manera cortés como un par de policías del servicio secreto me saludaron mientras me tomaba fotos frente a ese lugar histórico e icono de la democracia mundial.

La causa principal de mi partida de El Salvador fue el aspecto económico. La guerra por el dominio mundial que abatió a Latinoamérica durante ese siglo, por Estados Unidos y la extinta Unión Soviética, dejó como resultado economías débiles, con una alta corrupción y pocas oportunidades de superación debido a la explotación laboral. Ahora, esas mismas causas y la demanda laboral en Estados Unidos, produce que el flujo migratorio continúe.

Pero ese día, frente a la Casa Blanca, deje de sentir miedo por primera vez en mi vida ante un policía. Me sentí protegido porque sabía que esos policías, por mi apariencia, no me golpearían con un fusil o una pistola, ni me preguntarían ¿qué hago en ese lugar? Sentí el valor de la democracia, entendí la importancia de los derechos humanos de cada individuo y aprecie el respeto por la autoridad.

Este pasado 1ro de Mayo, en ese mismo lugar adonde la democracia me acogió, hermanos de origen latinoamericano fueron arrestados. ¿Por qué razón? Por desobedecer una orden policial de desalojar ese barandal de la Casa Blanca al protestar la ley migratoria SB1070 aprobada en Arizona, que prácticamente declara que ser latino es ilegal en ese estado.

El sentimiento antiinmigrante tiene una sola cara y es la del latino, somos el blanco de la persecución política en este país, esa es una vergüenza para la democracia, sobretodo en un país que es orgulloso por sus valores democráticos.

Ahora, nuestros hermanos indocumentados viven atemorizados al ver a la policía, han dejado de acudir a ellos para denunciar crímenes por temor a ser deportados.

El monumental y exitoso esfuerzo de las marchas nacionales este 1ro de Mayo, aunadas a la del 21 de marzo pasado en Washington DC, han elevado el tono de presión sobre el tema, pero no es suficiente.

El partido Republicano es enemigo de los latinos, tal y como lo ha demostrado en Arizona y como su líder en el congreso ha afirmado, al negarse rotundamente a discutir el tema este año. ¿Vamos a permitir que se nos ignore?

El esfuerzo de no-cooperación es más importante que nunca. El boicot económico a Arizona, es un buen comienzo, pero para demostrar nuestro valor y poder como comunidad y motor económico para este país y cambiar la decisión política de los republicanos es necesario dejar de cooperar con la economía del país completo. ¡Es imperativo parar las labores nacionalmente!

En Virginia y en Maryland, ya nos persiguen por nuestra apariencia, ahora Arizona, ¿qué estamos esperando para actuar con vigor a defender nuestros derechos? ¿Qué en todo el país la policía nos persiga por nuestros rasgos físicos? Ser latino no es ilegal, pero nos tratan así.

Las organizaciones en defensa de los inmigrantes latinos necesitan ayuda, las marchas por sí solas no son suficientes para obtener el objetivo de una reforma migratoria, por dos décadas hemos marchado y los políticos en Washington han venido retrasando nuestra aspiración histórica, es necesario que como hombres y mujeres libres tomemos un paso más firme y demostremos con un paro nacional de labores que queremos respeto a nuestras libertades, pero aun más importante que queremos una reforma migratoria ¡ya!.

Walter G. Monge-Cruz

Secretario General

Comision Civica Democratica – CCD

www.comisioncivicademocratica.org

[email protected]

You must be logged in to post a comment Login