Tres pasos que Obama debe tomar para prevenir futuros desastres de petróleo

Por Frances Beinecke

Acabo de enviarle una carta al Presidente Obama detallando recomendaciones de NRDC de cómo podemos proteger la vida marina y las comunidades costeras de similares derrames de petróleo en el Golfo o en otros lugares.

La mejor protección que tenemos contra los accidentes costa afuera es poner fin a nuestra dependencia del petróleo. Simplemente no tenemos que poner en peligro nuestros océanos, la industria pesquera, el turismo y los ricos ecosistemas costeros con el fin de saciar nuestra adicción al petróleo. Podemos pasar legislación de energía limpia y clima–legislación que reducirá drásticamente nuestra dependencia del petróleo estimulando la innovación y creando soluciones más limpias como automóviles más eficientes, autos eléctricos e híbridos.

Pero incluso mientras hacemos la transición hacia la energía limpia, nuestra política de exploración de petróleo debe ser minuciosamente revisada y reconsiderada frente a los recientes alarmantes hechos de estas semanas.

Aquí les propongo los pasos que la Administración de Obama puede tomar ahora mismo para proteger la vida marina y las comunidades costeras de futuras catástrofes.

1. Imponer una moratoria a nuevas actividades de perforación. Planes existentes para avanzar con la perforación costa afuera se basan en la suposición de que la probabilidad de un grave derrame era mínima y remota. La catástrofe en el Golfo de México ha dado a conocer que esa suposición fue errónea.

Estados Unidos debe detener nuevos permisos de perforación en alta mar, perforación exploratoria y exploración sísmica, incluyendo la que está programada para comenzar en los mares de Beaufort y Chukchi en Alaska este verano. La moratoria debe permanecer en efecto hasta que las causas del actual derrame y sus ramificaciones se entiendan plenamente.

2. Asegurar que reglas para futuras perforaciones reflejen las lecciones delDeepwater Horizon.

La administración Obama debe suspender inmediatamente los procesos para la apertura de nuevas áreas de alta mar a la perforación. Los procesos ahora en marcha establecerán las normas básicas para el futuro de la perforación. Para que dichas reglas tengan sentido tendrían que ser diseñadas para prevenir que se repitiera un derrame como el del Golfo de México. Pero aún no sabemos cómo hacerlo.

Antes de que se tomen decisiones sobre cómo proceder, el pueblo estadounidense–y la Administración–deben tener una completa comprensión de las causas y los efectos del derrame del Golfo de México. El proceso de planificación puede comenzar de nuevo una vez podamos poner en pie reglas que reflejen lo que aprendimos durante la tragedia actual.

3. Iniciar una investigación independiente. La Administración debe iniciar una investigación independiente, integrada por expertos que no trabajan para el Gobierno ni para la industria petrolera con el fin de comprender plenamente la explosión del Deepwater Horizon, el derrame y sus ramificaciones.

Deben evaluar las causas del actual derrame, cómo tales derrames se pueden evitar en el futuro, que tan adecuadas son las medidas de contención y limpieza de derrames que tenemos, y las implicaciones de estos hallazgos para la perforación en o cerca de áreas sensibles o ecológicamente importantes.

Los expertos deben emitir recomendaciones sobre cómo fortalecer los reglamentos para evitar derrames y proteger áreas ecológicamente delicadas. También deben proponer criterios para determinar si las áreas deben quedar excluidas de arrendamiento. Finalmente, la moratoria y las suspensiones que pedimos aquí no se deben levantar antes de que se haya completado esta investigación.

Estos tres pasos ayudarían a asegurar que las lecciones de este desastre nos sirvan para reformar la política de perforaciones petroleras. Aunque la situación sigue en un estado fluido, ya está claro que el status quo no nos protege adecuadamente. Simplemente seguir basándonos en suposiciones que ahora han sido desmentidas no debe ser una opción.

* Frances Beinecke es presidenta del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales -NRDC-

You must be logged in to post a comment Login