Alternativas a las perforaciones en altamar

John Steelman

Todos los estadounidenses, ciudadanos y políticos por igual, estamos de acuerdo que la tragedia que se despliega en el Golfo es algo que nunca queremos que se repita.

Pero muchos en los medios de comunicación, en Washington, o incluso a lo largo de la costa del Golfo, están listos para concluir que a pesar de este desastre tenemos que seguir las perforaciones petroleras en el Golfo y otras áreas de alta mar, porque simplemente no tenemos otra alternativa.

Esto no es cierto, ni correcto. La realidad es que sí tenemos opciones, más de las que muchos pensamos.

Les propongo dos opciones: una que se espera sería presentada por un grupo ecologista y otra que podría sorprenderles.

Primero: obtengamos lo máximo de cada barril

Aun con los aumentos en eficiencia de autos nuevos y las nuevas reglas que dictan un mínimo kilometraje por galón, tenemos que asegurarnos de obtener el mayor kilometraje de cada tanque de gasolina.

Hay mucho más que podemos y debemos hacer para que nuestros automóviles y camiones utilicen menos gasolina y así menos petróleo.

El desastre de petróleo del Golfo pone énfasis en lo que hemos sabido por décadas.

Las perforaciones corren con un alto riesgo y costo ecológico y la transformación de nuestra industria automotriz es la manera más significativa para reducir nuestra dependencia del petróleo.

La administración de Obama anunció recientemente normas de eficiencia de combustible y gases de efecto invernadero para vehículos nuevos que nos ahorrarán 2,6 millones de barriles al día para el 2030.

Aumentar estas normas para lograr 55 millas por galón en el 2030 ahorraría otros 2 millones de barriles al día, casi tres veces más de los 1,6 millones de barriles de petróleo que recibimos del Golfo hoy día.

Sumarle a esto eficiencia de combustible en vehículos pesados, la aviación y los edificios y promover el desarrollo y tránsito sostenible y combustible bajos en carbono sostenibles ahorrará aún más petróleo y dinero.

Segundo: obtener máxima extracción de los campos de petróleo existentes

Aunque pocos lo saben, hay una gran cantidad de petróleo, 55-75% del descubrimiento original — que sigue atrapado en pozos petroleros después de que se han agotado los métodos convencionales de producción.

Podemos obtener más petróleo a través de un proceso que utiliza CO2 para recuperar una parte importante de lo que queda.

En ciertas zonas del país, los operadores de campos de petróleo lo han hecho por 35 años, usando CO2 en campos empobrecidos donde se mezcla con el petróleo que aún queda en los pozos lo que permite que se bombee a la superficie.

Producir más petróleo usando CO2 podría generar diez veces más petróleo de lo que el Instituto Estadounidense de Petróleo (API en inglés) proyecta provenga de nuevas exploraciones costa afuera.

Los Estados del Golfo tienen un potencial terrestre de producción de petróleo con CO2 mayor que explorar en nuevas áreas del Golfo. API estima que para el 2030, sólo 286,000 barriles de petróleo por día serían producidos de nuevas zonas de alta mar, 64.000 barriles de los cuales vendrían del Golfo de México.

La recuperación del petróleo terrestre sólo es posible con suministros amplios y asequibles de CO2 y amplios suministros de CO2 sólo son posibles si se adopta una ley de energía limpia y clima con incentivos para la captura del CO2 proveniente de plantas de energía e instalaciones industriales y un límite en las emisiones de carbono que haga rentables las fuentes de energía de bajo carbono.

La solución a nuestra dependencia de fuentes inseguras de petróleo es obtener mucho más kilometraje del petróleo que utilizamos y conseguir más petróleo de los campos de petróleo que ya hemos perforado, no seguir expandiendo sin razón y con más riesgo.

John Steelman es gerente del Programa de Clima, Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, NY

You must be logged in to post a comment Login