En el tema migratorio, la derecha lleva al Partido Republicano a los extremos

Como señala un artículo de la revista TIME, ya en los pasillos del Congreso pueden colocarse letreros de “Se Busca un senador republicano dispuesto a buscar consenso y a trabajar con los demócratas y con la Administración en un proyecto bipartidista de reforma migratoria que está casi completado”.

Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, declaró que “aunque muchos republicanos señalan a los demócratas por el hecho de que la reforma migratoria parece estar estancada, deberían ver sus propias acciones. Queda cada vez más claro que la presión que ejercen sobre los republicanos el movimiento del Tea Party y los grupos antiinmigrantes están llevando al partido hacia la extrema derecha en el tema migratorio. Esto amenaza el progreso de la reforma migratoria, ha dado pie a la peligrosa y divisiva ley de Arizona que requiere que la policía solicite documentos de identidad, y tiene implicaciones de gran alcance sobre la capacidad del Partido Republicano de obtener votos de los latinos, el principal grupo de nuevos votantes en todo el país”.

Algunos de los recientes desarrollos incluyen:

El senador Bob Bennett (R-UT), quien ha apoyado la reforma migratoria en el pasado, no pudo obtener la nominación de su partido este pasado sábado en la convención estatal de Utah en parte por los pasados intentos del senador Bennett de trabajar con los demócratas para avanzar legislación en diversos asuntos.

El candidato senatorial Marco Rubio (R-FL), revirtió su crítica en torno a la ley antiinmigrante SB 1070 de Arizona. El Miami Herald reportó que “luego de que su postura desató una tormenta en la blogoesfera entre los integrantes del Tea Party y después que un sondeo concluyó que muchos de los votantes de Florida apoyan la ley de Arizona, el portal conservador Human Events publicó una entrevista en la cual Rubio declara que habría votado por la versión enmendada (de la ley de Arizona)”.

La senadora Lisa Murkowski (R-AK), la persona designada para apelar a los hispanos, declaró, refiriéndose a la reforma migratoria, que “ciertamente no estoy trabajando para ayudar a agilizarla”.

El senador John McCain (R-AZ), involucrado en una primaria en contra del antiinmigrante J.D. Hayworth, sigue distanciándose de su pasado liderazgo en el tema de la reforma migratoria integral. Su nuevo anuncio de campaña se enfoca exclusivamente en el tema de la seguridad fronteriza y declara que es hora de “completar el maldito muro”.

“Los republicanos tienen una opción: irse a la derecha y perder el voto latino por una generación, o liderar y resolver los problemas que el público desea que se solucionen”, afirmó Sharry. “Estos recientes desarrollos no son alentadores”.

Fuente: America’s Voice

You must be logged in to post a comment Login