Europa

Por Isaac Cohen*

El viernes los mercados cayeron en Estados Unidos, preocupados por la forma cono las crisis de deuda soberana, en Grecia y en otros países europeos, pueden afectar a los grandes bancos.

Los inversionistas se salieron del euro, el cual cayó a menos de $1,24, le nivel más bajo en más de un año.

La pérdida de confianza sorprendió, porque vino después de la aprobación de un paquete de rescate por $1 trillón, para apoyar a aquellas economías de la zona del euro con dificultades para pagar la deuda pública, tales como España y Portugal.

Simultáneamente, por primera vez en sus catorce años de existencia, el Banco Central Europeo anunció que comenzará a comprar deuda pública y privada europea.

Adicionalmente, la Reserva Federal reanudó los acuerdos de canje, o líneas de crédito en dólares a cambio de monedas locales, con el Banco Central Europeo y los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón y Suiza.

Inicialmente, todos los mercados recibieron bien estas medidas.

Sin embargo, antes del fin de semana, la corrida contra el euro señaló la pérdida de confianza, sobre todo entre los inversionistas estadounidenses en fondos de cobertura del mercado monetario, dedicados a proporcionarle crédito de corto plazo a los bancos europeos.

Las dificultades de deuda soberana en Europa se han vuelto el episodio más reciente de la Gran Recesión.

En contraste, las economías asiáticas nuevamente están creciendo vigorosamente, mientras que la economía estadounidense ha exhibido tres trimestres consecutivos de crecimiento económico y aumentos en la creación de nuevos empleos.

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

You must be logged in to post a comment Login