“Trabajemos juntos”

“Estoy completamente en desacuerdo con la reciente adopción de la ley en Arizona. Es una ley que no sólo ignora una realidad que no puede borrarse por decreto, sino que también introduce una terrible idea: usar los rasgos raciales como base para aplicar la ley”, afirmó.


El fortalecimiento de las instituciones judiciales y policiales, la generación de empleos para reducir la inmigración, la lucha antinarcóticos para la seguridad y los programas sociales de prevención para los jóvenes, fueron algunos de los temas descritos por el mandatario mexicano en un discurso que pronunció el jueves ante ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos.


Calderón agradeció el apoyo del gobierno de Estados Unidos mediante la Iniciativa Mérida para combatir el narcotráfico, pero pidió la prohibición de las armas de asalto, para evitar que caigan en manos de violentos cárteles de las drogas que ha cobrado miles de vidas en su país.


“En México, en los últimos tres años, hemos decomisado 75 mil pistolas y armas de alto poder, y más de 80 por ciento de las que se han podido rastrear, provienen de Estados Unidos”, indicó.


“Y si observan detenidamente, se podrán dar cuenta de que la violencia en México empezó a crecer un par de años antes de que yo tomara posesión, en 2006. Esto coincide, por lo menos, con la derogación del Assault Weapons Ban en 2004”, subrayó el mandatario.


Calderón enfatizó esfuerzos sobre las reformas energética, fiscal y al sistema de pensiones así como la inversión en infraestructura que “están haciendo de México un país más moderno, así como un socio más fuerte de los Estados Unidos”.


Consideró el cambio climático como “uno de los desafíos más urgentes para la humanidad”.


“El calentamiento global exige el compromiso de todas las naciones, desarrolladas y en vías de desarrollo. Por eso, México ha sido el primer país en desarrollo que se ha comprometido a metas y programas específicos para la reducción en la emisión de contaminantes”, enfatizó.


Al igual que Estados Unidos aceptó su corresponsabilidad sobre su adicción a las drogas, que alimenta la violencia del narcotráfico, México aceptó en esta oportunidad su corresponsabilidad en el tema de inmigración.


“Hoy estamos haciendo todo lo que podemos a fin de reducir la migración, para crear oportunidades y para crear empleos para los mexicanos en nuestro propio país, donde están sus hogares, donde están sus familias; tantos empleos como podamos crear. México será un día un país en el que nuestra gente encontrará ahí las oportunidades que hoy busca en otros lugares”, sostuvo Calderón.


Subrayó que, “mientras tanto, México está resuelto a asumir su responsabilidad. Para nosotros, la migración no es solamente un problema de ustedes. Lo vemos como nuestro problema también”.


MLUSAMLUSA

You must be logged in to post a comment Login