Suspensión de las perforaciones petroleras

Indicó Carter Roberts, Presidente y Director Ejecutivo de World Wildlife Fund.

Esta es una gran victoria para el frágil ecosistema del Ártico, para las comunidades del Norte de Alaska y para la ciencia.

Es claro que el Servicio de Administración de Minerales (MMS por sus siglas en ingles) es una agencia ineficiente y que sus decisiones no se han basado en argumentos científicos, sino en una cultura que ha dado prioridad a las ganancias de los contratos y puesto en segundo plano las medidas de seguridad y ambientalistas.

Tal y como lo han demostrado los eventos de este pasado mes, no contamos con la tecnología para responder adecuadamente a un gran derrame – ni en el Golfo de México, ni en otro lugar.

Detener todas las nuevas operaciones de perforación en alta mar hasta que nuestro sistema regulatorio disfuncional sea reformado y la gente de los Estados Unidos tenga la seguridad de que la perforación se puede hacer en forma segura, es la decisión correcta.

Los anuncios previos de la Administración para reparar el MMS y comisionar a un panel independiente para investigar el derrame de BP son medidas adecuadas. Sin embargo lo que falta es una solución que vaya a la raíz del desastre ocasionado por BP; nuestra adición por un combustible que contamina y que es peligroso, el petróleo.

Nunca antes había sido tan urgente romper con la dependencia de petróleo tanto para nuestra economía como para el medio ambiente. La catástrofe en el golfo debe dar el ímpetu necesario al Presidente y al Congreso para que aprueben este año una ley integral de clima y energía limpia”.

You must be logged in to post a comment Login