A mejorar la salud de los más pobres de Mesoamérica

Al cumplir cinco años de edad, los niños pobres mesoamericanos son en promedio seis centímetros más bajos que sus homólogos de los estratos más ricos. Y eso si tienen la suerte de llegar a los cinco años, porque los niños pobres menores de esa edad mueren a una tasa dos veces más alta que el promedio regional.
Las cifras son elocuentes pero no debieran sorprender, ya que apenas la mitad de las mujeres pobres de Mesoamérica reciben atención médica al dar a luz.
¿Cómo explicar entonces que los indicadores mesoamericanos de salud muestren significativas mejoras en los últimos años? La respuesta es simple: el progreso en material de salud que se percibe en la región no ha llegado como debiera a los más pobres.
Y los más pobres son muchos. Cerca del 20 por ciento de la población de Mesoamérica, zona que incluye a Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Belice y los estados del sur de México, vive en extrema pobreza. Son 8 millones de personas, mayoritariamente mujeres y niños, para quienes la atención de salud es insuficiente, inadecuada o inexistente.
La unión hace la fuerza. Reducir esa brecha de equidad es el objetivo central de Salud Mesoamérica 2015 (SM2015), una innovadora alianza público-privada que integran laFundación Bill & Melinda Gates, el Instituto Carlos Slim de la Salud, España y el BID, con la colaboración de los países mesoamericanos.
Durante cinco años, Salud Mesoamérica 2015 financiará y pondrá en marcha proyectos de salud para el 20 por ciento más pobre de la población en los ocho países de la región. La iniciativa culmina en 2015, fecha establecida para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, de manera que apoyará los esfuerzos de los gobiernos de la región por cumplir esos objetivos en el área de la salud.
La Fundación Gates, el Instituto Carlos Slim de la Salud y el Gobierno de España aportan US$50 millones cada uno a SM2015, contribuyendo un total de US$150 millones a la iniciativa. Se espera además que los aportes de estos tres socios fundadores sirvan de ejemplo para otros donantes, a fin de que la iniciativa pueda movilizar recursos adicionales.
El BID construye sobre y amplia su papel de planificador de proyectos y socio financiero por un papel que sólo recientemente ha comenzado a desempeñar: el de organismo ejecutor. Se convierte así en responsable directo de los proyectos financiados por la iniciativa, trabajando con los gobiernos de la región en el diseño, puesta en marcha y monitoreo de los proyectos. También contratará evaluaciones independientes para verificar los resultados y medir el impacto de cada proyecto, y será responsable de administrar los fondos aportados por los donantes.
La alianza público-privada que hace posible un proyecto multinacional como Salud Mesoamérica 2015 muestra la complejidad de las tareas del desarrollo económico y social, que de manera creciente deben encararse con perspectivas públicas, privadas, empresariales, de beneficio comunitario, con componentes locales, nacionales y transfronterizos, con salvaguardas sociales y ambientales, y una visión holística que comprende una gran cantidad de variables interrelacionadas.
“Las instituciones multilaterales como el BID pueden brindar una plataforma excepcional para unir los recursos y la experiencia de organizaciones como las de nuestros prestigiosos socios comprometidos a reducir las brechas de equidad en salud”, dice el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. “La iniciativa Salud Mesoamérica 2015 se constituye como una fuerza catalizadora para mejorar, con resultados mensurables, la salud de las personas más pobres de la región”. El BID cambia su tradicional papel de planificador y socio financiero por un rol que sólo recientemente ha comenzado a desempeñar: el de organismo ejecutor.
Obras son amores. La iniciativa, que empezará a poner en marcha proyectos a contar de este año, focalizará su atención en los grupos más vulnerables del 20 por ciento más pobre en cada país: las mujeres y los niños menores de cinco años. Los proyectos privilegiarán las áreas de salud reproductiva, salud materna y neonatal, salud infantil, nutrición infantil y materna, y vacunación, además de atacar dos enfermedades de fuerte impacto en el desarrollo económico y social de la región: dengue y malaria.
La Iniciativa aprovechará también las economías de escala que surgen de una acción regional, pero sin descuidar las prioridades nacionales de cada país mesoamericano, ya que serán los gobiernos de los países mesoamericanos quienes definirán los proyectos a desarrollar por la iniciativa, dentro de las áreas prioritarias identificadas en el párrafo anterior.
SM2015 además trabajará con las instancias regionales y en especial, y muy estrechamente, en coordinación con el Sistema Mesoamericano de Salud Pública(SMSP), sistema que forma parte de la plataforma regional de integración denominada Proyecto Mesoamérica en que se han comprometido los países de la región.
Se espera que para 2015 la iniciativa haya ayudado a disminuir en forma importante el índice de mortalidad entre los niños menores de cinco años, a reducir la desnutrición crónica y a mejorar la eficiencia de los micronutrientes en los menores de dos años y en las mujeres embarazadas. SM2015 concretará también inversiones críticas en infraestructura, equipamiento y personal de salud, a fin de ampliar y mejorar la cobertura y calidad de la atención prenatal y postnatal, así como ampliar el acceso a la planificación familiar.
Modelo para armar. La iniciativa se pone en marcha con un modelo operativo que interviene por el lado de la oferta, mejorando la cobertura y calidad de los servicios básicos de la salud, pero también arremete por el lado de la demanda, promoviendo un mayor y mejor uso de los servicios de salud, y la adopción de comportamientos más saludables por parte de los hogares pobres.
El programa usa además un modelo de financiamiento innovador basado en resultados, genera incentivos para la asignación más equitativa de recursos, y favorece la formulación de políticas de salud basada en evidencia empírica.
La implementación de los proyectos y operaciones financiados por la Iniciativa serán coordinados por una oficina que se está estableciendo en la sede de la representación del Banco en Panamá.

You must be logged in to post a comment Login