Desaprovechan ayuda financiera para “community colleges”

A fines de mayo, el Centro de Defensoría y Normas del College Board publicó un informe que revela que anualmente en las instituciones de educación superior que ofrecen carreras cortas llamadas community colleges, los estudiantes de bajos y medianos ingresos no utilizan millones de dólares de ayuda financiera. A pesar de tener derecho a esta ayuda, dichos estudiantes son los que menos la solicitan.

Los latinos, en particular, podrían beneficiarse de un mayor acceso a estos fondos, ya que más de la mitad (55 por ciento) de los que estudian su licenciatura van a community colleges, según el informe College Board Report from the National Commission on Community Colleges. Por ejemplo, los latinos recibieron menos ayuda financiera que otros grupos étnicos, y menos que los blancos según el informe How Latino Students Pay for College: Patterns of Financial Aid de Excelencia in Education publicado en el 2005.

Una reciente investigación del College Board, llamada The Financial Aid Challenge: Successful Practices that Address the Underutilization of Financial Aid in Community Colleges, la cual se llevó a cabo juntamente con la American Association of Community Colleges (AACC), reveló que:

En el año 2007-08, de los estudiantes de community colleges estudiando a tiempo completo o parcial, con derecho de solicitar a los subsidios Pell Grant, un 58 por ciento solicitó ayuda financiera, comparado con el 77 por ciento en el caso de los estudiantes en universidades de cuatro años;
En el transcurso de dos años, del otoño del 2007 al otoño del 2009, la matrícula a tiempo completo en los community colleges estadounidenses aumentó en un 24.1 por ciento.
Muchos estudiantes se rehúsan a solicitar ayuda financiera debido en parte a: la falta de información, a información contradictoria o errónea, a la falta de confianza en las agencias gubernamentales, a la dificultad de usar los recursos durante ciertas horas y a la falta de recursos humanos o tecnológicos en las universidades.
Entre muchos otros motivos que se mencionan en el informe, varios sugieren que existen factores culturales y lingüísticos que afectan la disposición del estudiante para obtener acceso a la ayuda financiera. Para leer el informe completo, el cual señala los programas de community colleges que han tenido éxito en proporcionarles a los latinos información sobre la ayuda financiera, haga clic aquí o visite http://advocacy.collegeboard.org/publications.

Gaston Caperton, presidente del College Board, nos dice: “Los community colleges son un componente importante del sistema educativo de los Estados Unidos y de las comunidades latinas. Hoy en día, los community colleges sirven a casi la mitad de los subgraduados del país. Es indispensable que las entidades docentes proporcionen la asesoría necesaria para aumentar la cantidad de estudiantes con derecho a ayuda financiera que también tienen la necesidad de ella, a fin de que puedan convertirse en la fuerza laboral preparada que el país necesita para competir en la economía global”.

Los resultados de la evaluación se publicaron hace poco en una conferencia de prensa que se realizó en el National Press Club en Washington, D.C., en donde defensores de la educación superior, funcionarios de community colleges y directores normativos se reunieron para hablar sobre los retos, obstáculos y soluciones que enfrentan los estudiantes de community colleges.

“Se les pide a los community colleges que aumenten el acceso universitario y las tasas de graduación. Eso significa que tenemos que hacer todo lo posible para que la universidad sea asequible”, dice George Boggs, presidente de la American Association of Community Colleges. “El reto se explica claramente en este informe: los community colleges sirven a los estudiantes económicamente más desaventajados de todo el sector de la educación superior. Sin embargo, son demasiados los buenos estudiantes que no están recibiendo la ayuda financiera que necesitan. Espero que este llamado logre que la ayuda financiera sea una prioridad para todos los que participamos en la administración de los community colleges”.

Como primera en una serie de iniciativas del nuevo Centro de Defensoría y Normas del College Board, el informe proporciona información sobre programas, normas y métodos que han tenido éxito, así como valiosas recomendaciones para los funcionarios de ayuda financiera que desean aumentar la cantidad de estudiantes que solicita y recibe ayuda financiera.

El informe también proporciona referencias de una docena de programas que están logrando aumentar el número de estudiantes de community colleges que obtiene acceso a la ayuda financiera. Los programas que se mencionan son: Nevada P-16 Advisory Council; Alaska Commission on Postsecondary Education (ACPE); College Foundation of North Carolina (CNFC); Tennessee Student Assistance Corporation; Puente Project en California; I Can Afford College program en California; At Home in College en Nueva York; Admission Possible en Minnesota; College Forward en Texas; Bluegrass Community and Technical College (BCTC) en Kentucky; the Connecticut Community College System y College Goal Sunday en Indiana.

“El valor de los community colleges se hace evidente en épocas de alto desempleo, cuando aquéllos que han perdido sus empleos buscan obtener más educación o capacitación, a fin de poder ingresar nuevamente al mercado de empleos”, dice Ronald Williams, vicepresidente del College Board. “Esperamos que este informe, el cual describe las prácticas exitosas de ayuda financiera, ayude a los funcionarios de los community colleges de todo el país a responder de manera más eficaz a los retos que enfrentan los estudiantes que desean acceso a la ayuda financiera disponible a nivel federal y estatal”.

El Centro de Defensoría y Normas del College Board se formó para ayudar a transformar la educación en los Estados Unidos. Guiado por los principios de excelencia y equidad del College Board, el centro se dedica a asegurar que los estudiantes de todo origen tengan la oportunidad de lograr el éxito en la universidad y en la vida. Establecemos importantes conexiones entre las normas, la investigación y la práctica de la vida real, a fin de encontrar nuevas soluciones para los retos educativos más rigurosos de la actualidad. Haciendo uso de la experiencia de los activos miembros del College Board, entre los cuales se encuentran profesionales de una red de más de 5,700 entidades docentes, las prioridades son: preparación y acceso universitario, ayuda financiera y admisión y graduación universitaria. Para obtener más información visite: www.advocacy.collegeboard.org.

You must be logged in to post a comment Login