Hable con su hijo

Rockville, MD – Los niños que provienen de hogares de escasos recursos económicos son muy vulnerables a atrasarse en sus destrezas de lectura y lenguaje durante las largas vacaciones de verano.

Un informe reciente titulado Lasting Consequences of the Summer Learning Gap y redactado por el profesor Karl Alexander, PhD, de Johns Hopkins University, indica que para los estudiantes que aprenden el inglés como segundo idioma y que provienen de hogares de escasos recursos económicos, el verano puede resultar ser un reto incluso mayor.
Esta investigación muestra que sin la práctica continua el aprovechamiento académico puede sufrir rápida regresión, presentando un impedimento aún mayor a la capacidad de estos estudiantes de prosperar en la escuela. Por lo tanto, es importante que los padres ofrezcan a los niños actividades de enriquecimiento del lenguaje durante el verano.

La Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés) brinda las siguientes sugerencias para mantener bien encaminadas las destrezas de lenguaje del niño bilingüe:

• Hable con el niño. Inicie una conversación sobre lo que hicieron durante el día. Jueguen juegos de mesa, trabajen juntos en algún proyecto casero. Hable con el niño en el idioma en que se sienta usted más cómodo, incluso si no es el mismo idioma que se habla en la escuela.
• Lea con el niño. Dediquen tiempo todos los días a disfrutar juntos un buen libro. Ya sea que lean en inglés o en su lengua materna, esta actividad ayudará a desarrollar sólidas destrezas de lenguaje.
• Matricule al niño en campamentos y actividades de verano. Permitir al niño participar en actividades estructuradas durante el verano le ayudará a que continúe desarrollando sus destrezas de lenguaje.
• Sugiera juegos de computadoras que ayuden a enriquecer el lenguaje. Si el niño disfruta jugar en la computadora, existen websites que tienen juegos basados en el lenguaje (español e inglés) y que son divertidos e interactivos. Busque juegos que ayuden a enriquecer el vocabulario y a reforzar los temas aprendidos en la escuela.

Para determinar si el niño tiene dificultades porque está aprendiendo un nuevo idioma o si tiene un trastorno de comunicación, consulte a un audiólogo o a un patólogo del habla y el lenguaje (también llamado en español logopeda, fonoaudiólogo, terapeuta del habla o foniatra) certificado que trabaje con niños bilingües.

Visite http://www.asha.org/public/speech/development/BilingualChildren.htm para obtener información sobre los trastornos del habla, el lenguaje o la audición y su prevención, o para sugerencias sobre cómo ayudar al niño a aprender dos idiomas. Consulte ProSearch, visitando http://www.asha.org/findpro/, para hallar a un audiólogo o patólogo del habla y el lenguaje en su zona.

Acerca de ASHA:
ASHA es la asociación profesional y científica que en el ámbito nacional verifica las credenciales de más de 140,000 audiólogos, patólogos del habla y el lenguaje, y científicos especializados en el habla, el lenguaje y la audición. Los audiólogos se especializan en prevenir y evaluar los problemas de audición y equilibro, además de brindar tratamiento, incluidos los auxiliares auditivos. Los patólogos del habla y el lenguaje identifican, evalúan y tratan los problemas del habla y el lenguaje, incluidos los problemas al tragar.

You must be logged in to post a comment Login