Un gol por la energía limpia

Valerie Jaffee

Con los ojos del mundo fijos en la Copa Mundial, no hay duda de que un deporte puede unir a personas de todas partes del mundo. Pero más allá de la cancha de fútbol, la Copa Mundial este año está demostrando cómo un futuro de energía limpia a nivel global podría unirnos de una manera aún más poderosa.

Por primera vez en la historia, los habitantes del barrio Kibera en Kenya, África, están viendo a los héroes de su deporte favorito por televisión propulsada por energía solar.

Kibera carece de agua corriente, electricidad y otros servicios básicos, pero gracias a las nuevas tecnologías solares, los niños que aún no pueden permitirse el lujo de jugar conpelotas de fútbol reales están viendo los juegos de la Copa Mundial con sus propios ojos.

En África, una de las regiones más vulnerables al cambio climático, se está demostrando cómo la energía limpia puede crear oportunidades para mejorar el medio ambiente y para impulsar el progreso y reducir la pobreza.

Con el rápido crecimiento de la demanda global de energía, las empresas de energía limpia en el mundo están mirando hacia expansiones a gran escala. Cada día es más evidente que las oportunidades económicas que traería una revolución de energía limpia en el mundo son absolutamente emocionantes.

Sin embargo, en Estados Unidos, donde se genera gran parte de la contaminación del calentamiento global del mundo, nuestros dirigentes siguen arrastrando los pies.

Una y otra vez, han fallado en comprometerse a un acuerdo vinculante de clima global que crearía empleos de energía limpia por temor de lo que harían otros países.

Mientras tanto, nuestros mayores competidores han hecho inversiones masivas para impulsar sus economías de energía limpia.

Mientras las inversiones en tecnologías limpias disminuyeron un 33% en 2009 en Estados Unidos, en Asia la inversión se disparó un 37%.

Entre 2005 y 2009, China invirtió 34,6 mil millones de dólares en proyectos de energía eólica, solar y otras fuentes de energía renovables. Durante el mismo período, Estados Unidos invirtió apenas 18,6 mil millones.

Todos los informes muestran que Estados Unidos está perdiendo la carrera de energía limpia. Pero no tiene que ser así.

El Senado de los Estados Unidos está considerando una ley integral de energía limpia y clima que daría a los inversionistas la seguridad que necesitan para poder expandir y crear empresas de tecnología limpia y los empleos que tanto necesitamos. Todo esto mientras protegemos el aire, aseguramos un futuro más saludable para nuestros hijos y creamos oportunidades para combatir la pobreza.

Aprobar legislación de clima en Estados Unidos permitiría que nuestros líderes lleven con ellos un verdadero compromiso a Cancún, México donde los líderes mundiales se reunirán en noviembre para intentar llegar a un acuerdo de clima mundial para reducir la contaminación causante del calentamiento global.

Con este ejemplo y el liderazgo de Estados Unidos, el mundo podría unirse tras un acuerdo de clima global que beneficie a la comunidad mundial y asegure un futuro de energía más próspero y más brillante.

Incluso en Kibera donde ahora están disfrutando de la promesa que puede aportar la energía limpia y renovable, beneficios que aportarán un futuro mejor y más limpio desde África hasta Argentina hasta Arkansas.

El avance hacia la energía limpia y renovable es inevitable. La cuestión es quien meterá el primer golazo.

* Valerie Jaffee es, experta en medio ambiente y portavoz de La Onda Verde de NRDC

You must be logged in to post a comment Login