El Primer Radio Invisible

Berkeley, CA. (PulsoGlobalNews) – Las ondas de radio son invisibles y ahora los aparatos de radio también lo son. Recientemente, el físico Alex Zettl y sus colegas Henry García y Jeff Weldon de la Universidad de Berkeley en California, inventaron un radio de forma y tamaño aproximado al de un virus. Debido a que este nanoradio no se puede ver a simple vista, es básicamente “invisible”.

El radio es tan diminuto (500 nanómetros de largo y 10 nanómetros de ancho) que sólo se puede ver usando un microscopio electrónico de alto poder. Para tener una mejor idea del tamaño de éste aparato, es posible colocar 200,000 nanoradios a lo ancho de una cabeza de alfiler.

Un radio convencional está formado por cuatro partes esenciales: una antena que capta la señal electromagnética, un sintonizador que selecciona la frecuencia deseada de entre todas las señales que están siendo emitidas, un amplificador que aumenta la fuerza de la señal y un demodulador que separa la señal de audio de la onda electromagnética portadora.

La señal de audio proveniente del demodulador pasa a una bocina que la transforma en una onda de sonido. Es así como un radio transforma la señal eléctrica en auditiva y se puede oír la voz o música que se transmitió.

A diferencia de un radio convencional, el nanoradio está construido a partir de un solo nanotubo de carbono (estructura diminuta en forma de aguja) capaz de realizar todas las funciones de los componentes que forman los radios convencionales.

El nanoradio, conectado a un circuito eléctrico, vibra rápidamente en la presencia de una señal de radio y se puede tensionar – como las cuerdas de una guitarra – para que vibre sólo a la frecuencia deseada (el equivalente a sintonizar la radio).
La primera emisión recibida por el nanoradio fue una emisión FM de la canción “Layla” de Eric Clapton. Para escuchar la canción tocada por el nanoradio visita el sitio www.SciAm.com/nanoradio.

La construcción del nanoradio es un proyecto fascinante, pero además de tener un radio que no se puede ver y que toca música de verdad, ¿qué se puede hacer con un radio de tamaño microscópico?

Entre las aplicaciones posibles para este nuevo invento está el desarrollo de nuevos mecanismos de administración controlada de medicamentos contra el cáncer.

Una de las desventajas de la quimioterapia es que los agentes químicos utilizados para destruir células cancerosas viajan a través del torrente sanguíneo a todas las partes del cuerpo y también matan células sanas. Los nanoradios se podrían encapsular junto con los medicamentos empleados para tratar el cáncer e inyectarlos en el torrente sanguíneo. Una vez que las cápsulas llegan a las células con cáncer, señales de radio transmitidas desde afuera del cuerpo del paciente son captadas por los nanoradios contenidos en las cápsulas, resultando en la liberación de medicamentos únicamente dentro de la célula cancerosa.

La producción del nanoradio constituye un avance importante en el campo de la nanotecnología. Miniaturizar la tecnología de radio permitirá el desarrollo de nuevas plataformas para la tecnología electrónica y se prevé que será de gran valor para las aplicaciones médicas y biológicas.
.

You must be logged in to post a comment Login