Padres desconocen prometedores tratamientos con células madre

Washington, D.C. (PulsoGlobalNews)-.- Mucho se ha dicho durante los últimos años sobre las células madre y la capacidad que tienen que tratar efectivamente serias enfermedades como el cáncer. Pero hoy en día, son muchos los estudios clínicos que muestran prometedores resultados en otros campos de la medicina.

“Lo que hoy sabemos sobre el potencial de las células madre es diferente a lo que se sabía incluso solo un año atrás”, dijo Barbara Dehn, enfermera especialista en obstetricia.

Sin embargo, aún existe mucha falta de información respecto a la reserva del cordón umbilical de los recién nacidos, donde se encuentran millones de células madre. Este tipo de células son capaces de construir nuevas células, órganos e incluso tejidos en el cuerpo.

Los adultos también tienen estas células circulando en el cuerpo, pero no en la cantidad y disponibilidad con la que cuentan los bebés al nacer.

Durante los últimos años, muchos padres han optado por preservar el cordón umbilical de sus bebés en caso de que en el futuro llegaran a tratar una enfermedad o recibir un transplante de órganos. Sin embargo sólo el 3 o 4 por ciento de los nuevos padres optan por este servicio.

La capacidad de las células madre de no solo convertirse en células sanguíneas (para tratar efectivamente la leucemia, por ejemplo), sino también en células nerviosas, hígado, páncreas, huesos, piel, músculos cardiacos, entre otros, ha creado todo un nuevo campo de tratamiento médico al que algunos expertos se refieren como “medicina regenerativa”.

“Significa que estamos usando nuestras propias células porque son perfectamente compatibles”, dijo Dehn, quien trabajó por ocho años en una unidad pediátrica intensiva viendo a niños esperar por un transplante compatible de médula ósea que nunca llegó. “Especialmente en los niños cuyos padres son de diferentes etnicidades, encontrar una perfecta compatibilidad es bastante difícil”.

Hasta el momento han ocurrido más de 12 mil transplantes gracias a la utilización de la reserva del cordón umbilical. Bancos de células madre como Cord Blood Registry y The Genesis Bank mantienen altos estándares de confidencialidad y aseguran reservar la totalidad de las células extraídas del bebé.

Actualmente en la universidad de la Florida se viene elaborando un estudio clínico para tratar la diabetes tipo I en niños transplantándoles sus propias células madre, las cuales se convierten en células pancreáticas capaces de producir insulina.

En la universidad de Duke, médicos fueron testigos de increíbles resultados a través de este mismo método tratando a niños con daño cerebral, en donde las células madre se regeneraron convirtiéndose en nuevo tejido cerebral.

El costo aproximado de la reserva del cordón sanguíneo es de 2 mil dólares iniciales y un promedio de 125 dólares anuales.

Sin embargo, los padres que hayan tenido otro hijo que padezcan de una enfermedad con riesgo hereditario como el cáncer, pueden aplicar para obtener este servicio totalmente gratis como parte de un programa llamado Designated Transplant Program (Programa de Transplante Designado).

“Es como tener un seguro biológico porque sabes que es una compatibilidad perfecta”, dijo Dehn. “Solo el buscar por un transplante de médula ósea compatible cuesta entre 50 y 75 mil dólares”.

Recientemente, el Papa Benedicto XVI se proclamó a favor de la reserva del cordón por no afectar al embrión, al bebé recién nacido o a la madre.

Para más información, visite www.cordblood.com

You must be logged in to post a comment Login