El calentamiento global es real

Por: Adrianna Quintero

“Críticos dicen que las tormentas de nieve ponen en duda el calentamiento global”. Un “tweet” del senador Jim DeMint (R -SC) decía ”va a seguir nevando en [Washington] DC hasta que Al Gore se rinda”.

En ese entonces muchos científicos respondieron a estas absurdas declaraciones con datos desmintiendo la lógica defectuosa que supone que un invierno cubierto de nieve en el Atlántico central refuta el calentamiento global.

Este mes, llegaron más pruebas. El Centro Nacional de Datos Climáticos (NCDC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU., (NOAA) anunció que la temperatura global del mes de mayo fue la más cálida del registro y que la temperatura media mundial de abril fue la más calurosa de la historia. NOAA añadió que “cada mes desde febrero de 1985 ha sido más cálido que su promedio del Siglo Veinte”. Todo esto a pesar de que de acuerdo a la NASA la radiación solar ahora es la mínima en casi un siglo.

La semana pasada los Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS)) informó que el 97% de los expertos científicos están de acuerdo en que el cambio climático es “muy probablemente” causado predominantemente por la actividad humana, “reafirmando una vez más, el abrumador consenso científico sobre el calentamiento global”.

Todos estos datos refutan alegaciones entre los que niegan la ciencia del calentamiento global así que, ¿será que los senadores De Mint e Inhofe por fin admitirán que debemos actuar contra el calentamiento global?

Lo dudo. Nunca habrá prueba suficiente para persuadir a algunos en Washington a que tomen acción para frenar el cambio climático. No les importa y esto de andar ridiculizando la ciencia es simplemente teatro político para no actuar ya que tomar acción podría impactar a sus amigos en las industrias que nos mantienen adictos a los combustibles fósiles.

Del mismo modo que para algunos nunca importará cuántos millones de galones de petróleo se viertan en el Golfo de México, ni cuántas personas se vean afectadas, ni cuantas aves y animales salvajes mueran como causa de la marea negra. Ellos nunca serán persuadidos a tomar medidas para buscar alternativas al petróleo.

Por desgracia, los debates partidistas sobre el calentamiento global nos han llevado a una falta crónica de acción que al final del día se traducirá en impactos muy reales para todos, especialmente para las personas más pobres y vulnerables del planeta.

Lo más desalentador es que incluso muchos en Washington que tradicionalmente han trabajado para resolver esta crisis parecen también estar perdiendo su voluntad.

Las propuestas en el Senado para limitar la legislación de energía y clima solo a centrales eléctricas o solo remediar el derrame de petróleo no nos traerán soluciones a largo plazo que estimulen inversiones en tecnología de energía renovable, ni soluciones de transporte que rompan nuestra adicción al petróleo.
Para eso necesitamos legislación de energía y clima integral que incluya límites a la contaminación de carbono.

No podemos esperar más. Senadores, busquen la voluntad y llévennos a un futuro de energía limpia. Ahora.
www.laondaverde.org


* Adrianna Quintero es directora de La Onda Verde de NRDC – Natural Resources Defense Council

You must be logged in to post a comment Login