Certificación de intérpretes médicos beneficia a pacientes

La certificación independiente para intérpretes médicos permite que los pacientes obtengan en su propio idioma un diagnóstico adecuado y, a la vez, se reduzcan las posibilidades de negligencia médica.

“Ser bilingüe no es ser intérprete, hay que tener conocimiento en la materia”, afirmó Habib Serrano, de origen ecuatoriano, quien por 13 años ha trabajado como intérprete en Boynton Beach, en Florida.

“He estudiado terminología médica y tomado clases de ciencia para capacitarme y dar el mensaje al paciente”, puntualizó.

Junto con otros 70 profesionales, Serrano recibió la designación como Intérprete Médico Certificado (CMI, siglas en inglés) que otorga la Junta Nacional de Certificación para Intérpretes Médicos.

“Ser entendido en un hospital o en cualquier otro centro de salud puede significar la diferencia entre la vida y la muerte”, afirmó.

Desde el lanzamiento del programa en octubre de 2009, casi 300 intérpretes han tomado o están en proceso de rendir los exámenes escritos y orales.

La panameña Nelva Lee, presidenta de la Junta Nacional de Certificación, dijo que la capacidad de un intérprete es clave para la seguridad del paciente y que la certificación es esencial para facilitar el acceso al cuidado médico.

Anualmente ocurren numerosos casos de muertes inesperadas o lesiones severas de los pacientes por la falta de una buena comunicación.

Una orden ejecutiva emitida en 2000 por el entonces presidente Bill Clinton intentó fortalecer el acceso al idioma bajo el Título VI de la ley de Derechos Civiles de 1964 que prohíbe la discriminación por raza, color y origen nacional.

Sin embargo, debido a la ausencia de una certificación nacional estandarizada, los centros médicos han respondido de distintas maneras.

Izabel Arocha, presidenta de la Asociación Nacional de Intérpretes Médicos (IMIA), dijo que en muchos estados los intérpretes médicos son los únicos profesionales de la salud que no necesitan de una certificación.

Aunque la designación como CMI representa un logro importante, la seguridad de los pacientes con conocimientos limitados del inglés no estará garantizada hasta que la certificación sea adoptada como una norma nacional, enfatizó.

La organización Language Line Services junto con la IMIA y más de cien intérpretes médicos, profesionales de la salud y ejecutivos de hospitales pidieron al Congreso esta semana que adopte el CMI como certificación oficial.

Para mayores detalles visite el sitio www.certifiedmedicalinterpreters.org .
MLUSAMLUSA

You must be logged in to post a comment Login