“Este es el momento de la DREAM Act”: Durbin


Por Maribel Hastings
America’s Voice

WASHINGTON, D.C. – Al celebrar otra ‘graduación’ mientras aguardan por la aprobación de la medida DREAM Act que los legalizaría, cientos de jóvenes estudiantes indocumentados escucharon lo que querían oír del principal promotor de la medida en el Senado, Richard Durbin, demócrata de Illinois:

“Este es el momento de la DREAM Act”. El senador y otros oradores caracterizaron la medida como “el primer paso” hacia una reforma migratoria integral.

El mensaje central que emergió es que estos jóvenes, al luchar por su propia legalización, ya son los efectivos portavoces de la lucha de otros, de padres, familiares, amigos y desconocidos, por legalizarse.

“Ya no tengo miedo… Quiero pelear por mi familia y por ustedes”, declaró Erika Andiola, una joven indocumentada graduada con honores de la Universidad Estatal de Arizona, con un diploma que, “cuelga en mi pared, pero no tiene ningún uso”.

“Es una hermosa pieza de papel con la cual no puedo hacer nada porque el gobierno de mi estado (Arizona), dice que soy criminal”, señaló la joven.

Erika se unió a jóvenes en toga y birrete que abarrotaron una iglesia a pasos del Congreso que tiene en sus manos aprobar la medida que, según un reciente análisis del Instituto de Política Migratoria (MPI), podría beneficiar hasta 2.1 millones de personas, aunque llenar todos los requisitos dificultaría el proceso para muchos. La DREAM Act otorga una vía de legalización a jóvenes que completen cuando menos dos años de universidad o se enlisten en el servicio militar. Anualmente se gradúan 65,000 jóvenes indocumentados de las escuelas secundarias del país.

Estos jóvenes intensificaron esta semana el cabildeo ante el Congreso y la “graduación” es otra forma de ilustrar el desperdicio de talento para el país y la economía por la falta de documentos.

Durbin afirmó que están buscando votos para impulsar la medida aunque dijo que no discutiría estrategias en público. Sí declaró, ante una pregunta de la prensa, que impulsar la DREAM Act no es un premio de consolación para los hispanos ante la ausencia de una reforma amplia porque para los jóvenes “se trata de su futuro”. Evidenciar el valor que tienen estos jóvenes para el país, añadió, “facilitará la conversación sobre la reforma migratoria”.

Ante la certeza de que esa reforma migratoria amplia no parece encaminada a concretarse este año, los esfuerzos se han dirigido a impulsar la DREAM Act que muchos consideran el paso inicial para una eventual reforma amplia. La medida original se presentó hace casi una década y ha formado parte de los proyectos de reforma integral que se han discutido en el Congreso en años recientes.

“Prometo lealtad a su causa”, aseguró a los jóvenes Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice.

El activista afirmó que obviamente la lucha por esa reforma migratoria continúa, pero “todos nos damos cuenta de que está estancada”. “¿Qué hacemos ahora?”, preguntó. “La DREAM Act”, respondieron los jóvenes. “Estoy de acuerdo”, señaló el activista y describió el proyecto como el primer paso para la eventual legalización de millones de indocumentados.

Tras testimonios y palabras de aliento de varios oradores, Sharry dijo: “Por el poder que me conceden 70% de los estadounidenses que apoyan la DREAM Act, los declaro listos para ir al Congreso y lograr que la DREAM Act se apruebe”.

Y se fueron.

Matías Ramos, un joven indocumentado nacido en Argentina y egresado de Ciencias Políticas de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), declaró al término del evento que sin duda el paso lógico es que la DREAM Act abra las puertas a una reforma amplia.

“Cambiar el mensaje de tercera persona a primera persona, fortalece el argumento ante el público y como generación seremos voceros de todo tipo de movimiento”, indicó. Ramos enfrenta una deportación que fue retrasada por el Departamento de Seguridad Interna (DHS).

Aunque confía en que la DREAM Act se apruebe, dice que ya está listo para todo.

“Nos pueden llegar a deportar, pero no nos van a silenciar”, concluyó.


* Maribel Hastings es Asesora Ejecutiva y Analista de Americas Voice

You must be logged in to post a comment Login