Obama destaca beneficios de reforma financiera


WASHINGTON – En su mensaje semanal, el Presidente Obama alabó la reforma de Wall Street que promulgó el miércoles y explicó que es parte de su estrategia integral para sacar a la economía de la recesión y desarrollar una economía de largo plazo. El plan del Presidente tiene como propósito darle mayor solidez a la clase media y otorgarles recortes tributarios a las pequeñas empresas para generar empleo aquí, invertir en energía limpia y producida dentro del país, y otorgar recortes tributarios a las familias trabajadoras. Desafortunadamente, cuando el líder republicano de la Cámara de Representantes ofreció su plan para generar empleo esta semana, presentó las mismas ideas que llevaron a esta recesión, las cuales eliminarían empleos en vez de generarlos y añadirían $1 billón al déficit en vez de reducirlo.

El audio y video del mensaje están disponibles por Internet en www.whitehouse.gov.

Declaraciones del Presidente Barack Obama
Versión preparada
Mensaje semanal
The White House
24 de julio, 2010

Esta semana promulgué la ley de reforma de Wall Street que protegerá a los consumidores y a toda nuestra economía de la imprudencia e irresponsabilidad que desencadenaron la peor recesión de nuestros tiempos. Es una reforma que ayudará a poner fin a las prácticas abusivas de los emisores de préstamos hipotecarios y compañías de tarjetas de crédito. Acabará con los rescates de las firmas de Wall Street por los contribuyentes. Y finalmente sacará a la luz del díalos tratos sospechosos que causaron la crisis financiera.

La reforma de Wall Street en uno de los pilares clave de un plan económico integral que hemos puesto en práctica para hacer que salgamos de esta recesión y forjar una economía de largo plazo, una economía en que Estados Unidos sea más competitivo y nuestra clase media esté más segura. Es un plan que se basa en los valores de arduo trabajo y responsabilidad de los estadounidenses promedio, y uno que exige renovado rendimiento de cuentas desde Wall Street hasta Washington.

En vez de otorgar recortes tributarios a corporaciones que envían empleos al extranjero, queremos otorgar recortes tributarios a los propietarios de pequeñas empresas que están generando empleos aquí en Estados Unidos. Ya les hemos otorgado ocho recortes nuevos a las pequeñas empresas y hemos extendido préstamos a más de 60,000 dueños de pequeñas empresas.

También estamos invirtiendo en la industria nacional de energía limpia, porque no quiero ver que se fabriquen nuevos paneles solares y turbinas eólicas y autos eléctricos en algún otro país. Quiero ver que se produzcan en Estados Unidos, por trabajadores estadounidenses. Hasta ahora hemos otorgado nuevos créditos tributarios, garantías de préstamo e inversiones que llevarán a generar más de 800,000 empleos de energía limpia para el 2012. Y en todo Estados Unidos, la reconstrucción de las comunidades está en manos de personas que trabajan en cientos de miles de empleos nuevos en el sector privado, reparando nuestras carreteras, puentes y vías ferroviarias.

Nuestro plan económico también está dirigido a darle solidez a la clase media. Por eso hemos recortado los impuestos de 95% de las familias trabajadoras. Por eso hemos ofrecido créditos tributarios que han hecho la universidad más económica para millones de estudiantes y por eso estamos renovando nuestro compromiso con nuestras instituciones comunitarias de enseñanza superior. Por eso, además, hemos aprobado la reforma de seguro médico que impedirá que las compañías de seguro cancelen o nieguen cobertura en base a una enfermedad o condición preexistente.

Éste es nuestro plan económico: inversiones sensatas en las pequeñas empresas de Estados Unidos, en el sector de energía limpia de Estados Unidos, en la clase media de Estados Unidos. Ahora bien, no les puedo decir que con este plan recuperaremos todos los empleos que perdimos y recuperaremos toda nuestra solidez económica de la noche a la mañana. El hecho es que tomó casi una década de fallida política económica para crear este lío y tomará años para reparar todo el daño. Pero estoy seguro de que finalmente vamos por buen camino. Estamos avanzando. Y lo que no podemos darnos el lujo de hacer en este momento es regresar a las mismas ideas que crearon este lío para comenzar.

Desafortunadamente, ésas son las ideas que seguimos oyendo de nuestros amigos del otro partido. Esta semana, el líder republicano de la Cámara de Representantes ofreció su plan para generar empleo. Es un plan sorprendentemente corto y tristemente conocido.

En primer lugar, revocaría la reforma del seguro médico, que eliminaría créditos tributarios para millones de dueños de pequeñas empresas y nos haría retroceder a los días en que las aseguradoras tenían la libertad de cancelar cobertura y aumentar las primas. En segundo lugar, le diría no a la nueva inversión en energía limpia, después de que su partido votó contra los créditos tributarios por energía limpia y préstamos que están generando miles de nuevos empleos y cientos de nuevas empresas. Y en tercer lugar, aunque su partido votó en contra de los créditos tributarios para las familias de clase media, mantendría en vigor permanentemente los recortes tributarios para los estadounidenses más ricos, los mismos recortes tributarios que han agregado cientos de miles de millones a nuestra deuda.

Éstas no son ideas nuevas. Es la misma política que nos llevó a esta recesión. No generará empleos, sino que los eliminará. No reducirá el déficit, sino que hará que aumente en $1 billón. Nos harán retroceder cuando tenemos que hacer que Estados Unidos siga avanzando.

Sé que son momentos difíciles. Sé que los logros que hemos alcanzado no son suficientes para millones de estadounidenses que aún no tienen trabajo o pasan dificultades para pagar sus cuentas. Pero también conozco el carácter de esta nación. Sé que en tiempos de grandes desafíos y dificultades, no le tememos al futuro, lo moldeamos. Hacemos uso de la capacidad y el ingenio del país más dinámico de la Tierra para que vengan días mejores. Lo hacemos con optimismo y lo hacemos con confianza. Ése es el espíritu que necesitamos ahora y es el futuro que sabemos que podemos forjar juntos. Gracias.

Fuente: Casa Blanca

You must be logged in to post a comment Login