Desempleo de profesores

Declaraciones del presidente Barack Obama, el martes, sobre el creciente desempleo de los maestros.


Buenos días a todos. Uno de los mayores desafíos de esta recesión ha sido su impacto en los estados y las comunidades locales. Con tantos estadounidenses desempleados o que tienen dificultad para que les alcance el dinero, sus estados se han visto forzados a lograr el equilibrio presupuestal con menos dinero de los contribuyentes, lo que significa que deben recortar servicios cruciales y empleos de maestros y policías y bomberos.

Una cosa es que los estados pongan sus finanzas en orden y reduzcan sus gastos como familias en todo Estados Unidos… Ya que las familias lo han estado haciendo, no hay motivo por el cual los estados no lo pueden hacer también. Eso es positivo.

Pero no podemos quedarnos cruzados de brazos mientras se despide a los hombres y mujeres que educan a nuestros niños y mantienen seguras a nuestras comunidades. Eso no tiene sentido. Y por eso, un aspecto importante del plan económico que aprobamos el año pasado otorgó ayuda a estados en apuros, ayuda que ya ha evitado que se eliminen cientos de miles de empleos.

Y por eso hoy estamos tratando de aprobar una ley que preservará cientos de miles de empleos adicionales el próximo año. Ayudará a los estados a evitar recortes de policías, bomberos, enfermeros socorristas. Y preservará los empleos de maestros como las que están paradas hoy detrás de mí. Si no hacemos nada, estos educadores no regresarán a las aulas en el otoño. Y eso no sólo los privará de un cheque de pago, sino que privará de una educación decente a los niños y padres que cuentan con ellos. Significa que estudiantes en Illinois y West Virginia que cuentan con Rachel y Shannon no recibirán la educación que merecen. Privará a innumerables ciudades y pueblos de agentes de la ley y socorristas que arriesgan la vida para mantenernos a salvo. Nos costará puestos de trabajo en un momento en que es necesario que generemos empleos. En otras palabras, nos hará retroceder en un momento en que necesitamos seguir haciendo que el país avance.

Ahora bien, esta propuesta está totalmente pagada, en parte al eliminar las lagunas tributarias que alientan a las corporaciones a enviar empleos estadounidenses al extranjero. Por lo tanto, no contribuirá a nuestro déficit. Y el dinero se destinará solamente a preservar empleos de maestros y otros profesionales esenciales.

No debe ser un asunto partidista. Escuché al líder republicano de la Cámara de Representantes decir el otro día que esta medida beneficia a intereses particulares. Supongo que si los niños de Estados Unidos y la seguridad de nuestras comunidades son intereses particulares, entonces sí, la medida es para bien de intereses particulares. Pero pienso que esos intereses los comparten muchos en todo el país. Un desafío que afecta a padres, niños y ciudadanos en casi todas las comunidades de Estados Unidos no debe ser un problema demócrata ni un problema republicano. Es un problema estadounidense.

Agradezco que dos republicanos se sumaron a los demócratas para aprobar esta propuesta en el Senado la semana pasada. Y estoy igualmente agradecido de que la presidenta de la Cámara de Representantes Pelosi haya vuelto a convocar a la Cámara a una sesión extraordinaria para que ellos también puedan votar.

Insto a los miembros de ambos partidos a que se unan y hagan esto para que pueda yo promulgar esta ley. Insto al Congreso a que apruebe esta propuesta para que las sobresalientes maestras que están hoy aquí puedan volver a educar a nuestros niños. Estados Unidos está observando y Estados Unidos está esperando que Washington haga algo al respecto. Entonces, demostrémosle a la nación que sí podemos hacerlo.

Quiero agradecerle a Rachel, como también a Shannon, no sólo por estar hoy aquí, sino también por la extraordinaria labor que están haciendo todos los días con niños de educación especial, con niños de kindergarten para que tenga un buen comienzo. Y también quiero darle las gracias a Arne Duncan, quien ha estado haciendo mucho en el país para tratar de destacar lo importante que es asegurarse de que le estemos brindando una educación de primera a cada uno de nuestros niños.

Esta medida ayuda a hacer eso. Entonces, es hora de que demócratas y republicanos se unan y lo hagan.

Muchas gracias a todos.


Fuente: Casa Blanca

You must be logged in to post a comment Login