Presentan fondo solidario para repatriación de salvadoreños fallecidos

En lo que va de 2010 ya se cuentan cuarenta cadáveres de salvadoreños fallecidos y repatriados a sus lugares de origen, proceso que en algunos casos dilata semanas o meses por falta de recursos económicos de sus familiares.

Así lo dio a conocer la cónsul Rosa Ángela de Argumedo durante el lanzamiento en Washington de la organización Fondo Solidario para Salvadoreños en el Exterior (FOSSALEX) que cuenta con el apoyo de la Embajada ante la Casa Blanca y los dieciséis consulados de ese país en Estados Unidos.

Esa entidad solo cuenta con 700 dólares por lo que este domingo 15 de agosto a partir de las 9am. y hasta las 5pm. realizarán la primera actividad pública con una serie de eventos deportivos en la cancha de la escuela secundaria Cardozo (calles 13 y Florida al noroeste de Washington). Hay una donación de 5 dólares.

“La Cancillería solo ayuda a tramitar el traslado del féretro pero no cubre los gastos funerarios. Lastimosamente hay personas fallecidas —como el caso de un joven que murió ahogado en abril—, cuyo cadaver todavía no ha sido enviado al país porque los parientes no cuentan con los recursos económicos”, dijo Argumedo.

Tanto la cónsul general de El Salvador, Celia Medrano como el ministro consejero de Asuntos Comunitarios de la Embajada de ese país en Washington, Leonel Flores, sugirieron a sus compatriotas de la region metropolitana de Washington y en otras ciudades estadounidenses, acercarse en esos casos a la oficina consular más cercana para recibir información sobre la forma operativa de FOSSALEX.

Esa organización, que presiden la activista comunitaria Edith Roque y el abogado Mauricio Granillo, además de contar con el apoyo de la Embajada y los consulados es respaldada por la empresa privada, líderes religiosos y dirigentes de organizaciones comunitarias de la region metropolitana.

Según el sacerdote Carlos Reyes, de la Iglesia del Sagrado Corazón, la muerte de Celina Velasco, una madre que falleció el pasado 8 de febrero de una enfermedad terminal, dio origen a la creación de FOSSALEX.

“Desde entonces hemos venido trabajando para la creación del Fondo Solidario y de esa forma poder ayudar con lo que esté a nuestro alcance a los dolientes que no cuentan con los recursos económicos que se necesitan”, puntualizó el religioso.

You must be logged in to post a comment Login