Bill Richardson quiere un acercamiento al sur

El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, quien es de origen mexicano, pidió al gobierno de Barack Obama a que se involucre más con sus vecinos del sur que han expresado su disconformidad con medidas antiinmigrantes como la ley SB1070 de Arizona.

En un artículo publicado este sábado en el diario The Washington Post, Richardson dijo que las medidas que criminalizan al indocumentado en Arizona “han alienado a nuestros vecinos que esperaban mejores relaciones” con Estados Unidos bajo la administración Obama.

Las exportaciones estadounidenses a Latinoamérica continúan en aumento, los hispanos representan la minoría más numerosa del país con un creciente poder electoral y prácticamente todos los países de la región cuentan con un gobierno democráticamente electo, destacó.

Richardson, ex candidato presidencial, pidió al gobierno de Obama una reforma migratoria integral, el levantamiento de las restricciones de viajes a Cuba y una Nueva Alianza para el Progreso, que abarque también los derechos de los indígenas y el cambio climático.

Asimismo, pidió la firma de acuerdos pendientes de tratado de libre comercio (TLC) con Colombia y Panamá y un nuevo acuerdo sobre crimen y violencia con la región, que incluya un mayor intercambio de inteligencia.

“No debemos permitir que el debate de inmigración nos distraiga de nuestra responsabilidad nacional de involucrarnos con nuestros vecinos en América Latina y el Caribe”, anotó el gobernador.

Enfatizó que “unas mejores relaciones hemisféricas deben ser una prioridad de política exterior” y no un tema secundario.

You must be logged in to post a comment Login