Alivio sobre deportaciones: una “gotita en un balde”

El legislador demócrata de Illinois, el puertorriqueño Luis Gutiérrez, dijo que los cambios de políticas del gobierno de Barack Obama sobre las deportaciones son apenas “una gotita en un balde” para aliviar la situación de 12 millones de indocumentados.

Además, Estados Unidos deportó en 2009 a casi 400 mil personas, recordó Gutiérrez, con respecto a memorandos del Departamento de Seguridad Interna (DHS) del 20 de agosto y del 30 de junio que ofrecen alivios sobre detenciones y deportaciones.

Las medidas buscan frenar la deportación de inmigrantes con casos pendientes para la residencia con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y evitar que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) detenga a personas con problemas médicos o que están a cargo de niños pequeños.

La organización America’s Voice informó en su blog la medida favorecería a apenas unos 17 mil inmigrantes en proceso de deportación con solicitudes pendientes de residencia permanente.

“Nos alegra que por fin estén tomando en consideración las condiciones totales de la gente que tienen en su custodia”, opinó Mary Moreno, del Centro para el Cambio Comunitario, quien lamentó, sin embargo, que cada día un promedio de mil 100 personas son deportadas.

Esas políticas, aunque bienvenidas “no pueden sustituir una reforma migratoria integral, que la única solución verdadera y duradera”, aseveró.

La directora del Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes, Meg McCarthy, dijo que los cambios en las políticas de deportaciones promueven la unidad familiar, mejoran la eficiencia y ahorran valiosos recursos.

“El indiscriminado uso de la deportación ha debilitado las comunidades, despilfarrado fondos de los contribuyentes y abarrotado las cortes de inmigración”, que ha retrasado peticiones de asilo y otros casos complicados, dijo la activista.

Uno de los críticos a esas políticas es el senador republicano Charles Grassley, quien declaró al diario The New York Times que esas acciones muestran que el gobierno de Barack Obama quiere evitar la acción del Congreso sobre inmigración y aprobar un “pase libre” a los que “violan la ley”.

You must be logged in to post a comment Login