El fracaso no es una opción

Por Santiago Cueto

Mientras que nuestros senadores se tomaron unas buenas vacaciones este agosto, millones de hombres y mujeres se vieron obligados a preocuparse cada día sobre cómo alimentar a sus familias y mantener sus trabajos. Con los casi 1 de cada 10 estadounidenses todavía desempleados es difícil comprender por qué nuestros senadores dejaron pasar una gran oportunidad para crear puestos de trabajo de energía limpia y ahorrarnos a todos energía y dinero.

Lamentablemente, actuaron sólo con sus intereses en mente. Con la amenaza de las elecciones en los próximos meses, trabajar por sus constituyentes ha pasado a segundo lugar, detrás de obtener su reelección y mantener el apoyo de intereses especiales. Ahora que se acercan las elecciones nos deben escuchar: los votantes queremos crear puestos de trabajo de energía limpia. Fracasar frente a esta meta no es una opción que vamos a apoyar.

Necesitamos que nuestros senadores vuelvan a trabajar hacia una solución a esta crisis energética y por fin impulsen una economía de energía limpia que creará casi 2 millones de empleos a través del país.

Hablamos de empleos reales en nuestros estados. Puestos de trabajo para los trabajadores de acero quienes pueden producir las partes utilizadas en turbinas de viento. Puestos de trabajo para trabajadores de construcción donde puedan climatizar viviendas y reducir los costos de energía, y trabajados readaptando edificios con nuevas medidas de eficiencia energética. Puestos de trabajo para personas inteligentes, innovadoras y trabajadoras construyendo una red de transmisión inteligente que lleve energía limpia y renovable desde las granjas de viento hasta los centros urbanos.

En lugar de importar tecnologías de energía limpia del extranjero y enviar estos empleos al exterior, debemos desarrollar y construir estas tecnologías aquí. No podemos dejar que China se nos siga adelantando en la carrera de energía limpia dejándonos de nuevo dependiendo de otros países para nuestra energía.

Legislación de energía limpia y clima no es un impuesto como los contaminadores les quieren hacer creer. Eso lo dicen para proteger sus intereses. La energía limpia es la manera de volver a encaminar aEstados Unidos hacia el éxito económico — revitalizando industrias y creando otras nuevas, estableciendo al país como el líder indiscutido en tecnologías de energía limpia.

Necesitamos que apoyen y pasen un límite a las emisiones de carbono que estimule la inversión en tecnologías de energía limpia, un estándar nacional de energía renovable para garantizar nuestra transición hacia estas tecnologías y crear la demanda para productos de energía limpia producidos aquí en los Estados Unidos.

Necesitamos que apoyen los programas de Home Star y Building Star — dos programas que crearán puestos de trabajo para nuestros trabajadores en el área de construcción por la climatización de los hogares y reconversiones de edificios comerciales. Necesitamos que estimulen inversiones en el sector manufacturero para ayudar a pequeños y medianos fabricantes a readaptarse para la economía de energía limpia. Estas no son cuestiones partidistas, son cuestiones humanas. Se trata de la legislación que mantendrá fuerte a Estados Unidos y que renueve nuestra economía.

Es hora de mantener a nuestros dirigentes honestos y honrados y decirles que dejen de dejarnos atrás. Tenemos que avanzar, ahora. Una vez vuelvan de sus vacaciones de verano esperamos que nuestros senadores se pongan a trabajar y que nos ayuden a hacer lo mismo.

* Santiago Cueto es miembro de la junta de directores de Voces Verdes
www.vocesverdes.org

You must be logged in to post a comment Login