Locos y locuras

Por Teresa Gurza.

Que mundo este la verdad; un mundo y un México muy locos nos ha tocado vivir…

Esta semana los medios estuvieron cargados de noticias locas; de locuras que según recuerdo no se daban antes con tanta frecuencia; empezando por ese morbo de muchos por comentar la sonrisa del Barbie; díganme por favor, ¿que importancia tiene si se ríe o no ante las cámaras, un criminal de ese nivel?.

También locura asombrosa y además oportunista, me pareció la forma de comportarse de los gobiernos de Ecuador y Honduras, que no hicieron nada por mejorar la vida de las decenas de sus nacionales que tuvieron que emigrar en busca de un mejor futuro y fueron masacrados en Tamaulipas por los Zetas, y ahora, ya muertos, los honran y les dan trato de héroes o estrellas de cine.

El presidente Correa, de Ecuador, mandó todo un avión completito a recoger al único ecuatoriano sobreviviente.

Y el gobierno de Honduras recibió sus ataúdes con honores militares, y guardias de honor; para manifestar al poco rato que cuatro de los 16 cuerpos homenajeados de esa manera, no eran de esa nacionalidad, porque las autoridades mexicanas correspondientes, equivocaron los nombres de los cuerpos que mandaron.

Otra locura son los comentarios de la amiga de Dios y del presidente Calderón, Cecilia Romero.

Esta panista responsable de Migración del país, hace unos días aseguró que pese a no haberse dado color de que había tantos inmigrantes en ruta hacía Estados Unidos, su puesto no estaba en entredicho; y permanecería en él, “hasta que el presidente y Dios lo quieran”.

A lo mejor Dios no se enteró de su aseveración, porque según afirma El Universal, fue ya despedida por el secretario de Gobernación; pero berrinchuda como es, no aceptó que la corrieran y apelará ante su otro amigo.

Y podemos encontrar muchas pero muchas locuras más, en los hechos y frases de esta semana.

Destacan esa locura ignominiosa y vergonzosa, de que en la SEP robaran a los indígenas a través de una red de corrupción que “desvió” casi tres millones de pesos; y en la que están implicados 194 empleados, encabezados por 14 funcionarios; a algunos de los cuales, sancionaron con multas de sólo ocho mil 210 pesos.

Y que me dicen del loco comentario del secretario de Marina, almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza, quien solicitó al crimen organizado que actúe con “sensatez” y no cometa actos violentos en contra de la población civil durante los festejos por el bicentenario de la Independencia.

O de la más reciente declaración del cada vez más irresponsable y loco obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda y Silva, quien dijo que el Estado laico “es una jalada”.

Luego, con la paciencia que lo caracteriza, el obispo nos hizo ver que él no es una mosca a la que se pueda matar a periodicazos…

Que tranquilidad eso de saber a ciencia cierta que su excelencia, que se define así mismo como “mango amarillo y chupado”, no es mosca.

Así podré usar el matamoscas cada vez que quiera o necesite, sin pensar que puedo estar matando sin haber sido sometido a juicio, a un prelado que de tan rico y ostentoso ha sido acusado de ser presunto lavador de dinero narco.

Cepeda y Silva nos ilustró aún más, al decir que si se da la adopción en los matrimonios entre homosexuales, los pobres niños adoptados van a sufrir en la escuela cuando otros niños “con la crueldad de la infancia, les pregunten si son hijos de la gorda del circo por tener padre y madre bigotones”.

Pero no dijo nada, acerca de las preguntas que seguramente han tenido que sortear los hijos de Marcial Maciel y decenas de miles de hijos de otros curas pederastas y violadores.

You must be logged in to post a comment Login