Guatemaltecos cabildean por el TPS

Dirigentes de organizaciones comunitarias guatemaltecas llegarán desde diferentes ciudades de Estados Unidos para participar en una vigilia en el parque Lafayette frente a la Casa Blanca el viernes 24 de septiembre.

La vigilia dará inicio a las 11:30 de la mañana y se prolongará hasta las 12:30 pm., donde los participantes exigirán a las autoridades estadounidenses la aprobación de un Estatuto de Protección Temporal (TPS) para miles de compatriotas.

El Gobierno de Álvaro Colom solicitó a la Administración Obama la aprobación del TPS desde el pasado mes de mayo, después que la tormenta Agatha dejó más de 150 muertos, 100 desaparecidos y millones en pérdidas materiales.

Tanto el viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Miguel Ángel Ibarra, como el cónsul de ese país en Washington, Rolando Chacón, señalaron que esperan la aprobación de ese documento por un periodo no menor de 18 meses.

“El Gobierno de mi país sigue haciendo cabildeo en Washington”, dijo Ibarra. Y eso es lo que harán este viernes en Washington las organizaciones comunitarias.

Con fecha 15 de junio, la Red por la Paz y el Desarrollo de Guatemala (RPDG), en conjunto con muchas otras organizaciones, envió una nota a la secretaria de Homeland Security, Janet Napolitano, con cerca de 3 mil firmas para apoyar la solicitud del Gobierno de Guatemala, pero todavía siguen esperando la aprobación del estatuto especial.

Se estima que en Estados Unidos residen 1.7 millones de guatemaltecos y el 60 por ciento son indocumentados, aunque esa cifra disminuye cada vez porque en lo que va de 2010 han sido deportados más de 10 mil personas a ese país centroamericano.

Solamente los guatemaltecos no se benefician con el TPS, ya que Honduras, El Salvador y Nicaragua gozan de esa protección desde hace más de diez años, a pesar de los grandes desastres naturales que han afectado a ese país de unos 12 millones de habitantes.

Costa Rica no lo tiene porque nunca lo ha solicitado, como lo hicieron antes los ex presidentes guatemaltecos a pesar de los desastres sufridos en más de una década.

El TPS es un beneficio migratorio otorgado por EE.UU. a ciudadanos de países afectados por tragedias naturales o conflictos armados, para que puedan residir y trabajar en territorio estadounidense, sin temor a ser deportados o encarcelados por falta de documentación legal. 


“Los guatemaltecos residentes en Estados Unidos no deben ser forzados a regresar a un país envuelto en la corrupción y la impunidad, y que además cuenta con pocos recursos para reparar los daños”, dijo Amanda Martin, directora de la Oficina de Derechos Humanos de Guatemala en Washington, una de la organizaciones que participarán en la vigilia frente a la Casa Blanca.

“El 4 de septiembre se cumplieron tres meses desde que el Gobierno de Guatemala formalmente presentó la petición y supuestamente la respuesta la darían en 45-90 días”, puntualizó Martin.

You must be logged in to post a comment Login