“Vamos a seguir luchando”

En las afueras del Capitolio, vestida de toga y birrete, la estudiante indocumentada Diana Banderas, de 17 años, trataba de mantener la calma y, sobre todo la esperanza, tras la votación del Senado este martes contra el Dream Act.

“Esto no nos detiene, vamos a seguir luchando”, afirmó la estudiante luego de que senadores republicanos bloquearon el proyecto de ley de Defensa porque la mayoría demócrata planeaba agregarle el Dream Act como una enmienda.

La aprobación del Dream Act benefiaría a cientos de miles de estudiantes si continúan estudios universitarios o se enlistan en las fuerzas armadas.

Banderas, por ejemplo, quiere la residencia legal para cumplir su sueño de servir en la Guardia Nacional.

Carlos Saavedra, de la coalición United We Dream, dijo que existe la posibilidad de que el líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, programe otra votación sobre el proyecto en los próximos 15 días o para noviembre después de los comicios legislativos.

Otra opción es presentar el Dream Act como un proyecto de ley independiente, porque hay republicanos que lo apoyan pero que rechazan que los demócratas lo hayan incluido como una enmienda en el proyecto de gastos de Defensa.

Varios republicanos, como los senadores John McCain y Lindsey Graham, que en el pasado apoyaron esfuerzos tanto para el Dream Act como para una reforma migratoria integral, acusaron a los republicanos de politizar el proceso.

McCain sostuvo que los demócratas buscan el apoyo del voto hispano al presentar el Dream Act a pocas semanas de las elecciones de noviembre.

Otra enmienda que intentan incluir los demócratas en el proyecto de Defensa es la eliminación de la política “No preguntes, no digas” para prohibir la discriminación a soldados homosexuales.

You must be logged in to post a comment Login