Niñas que piden para ayudar a los niños pobres

Hacerse acreedora al título de Miss Solidaridad del Comité Monseñor Romero de Washington, D.C. no es cosa fácil.

Así lo demuestran las doce niñas candidatas, entre las que se destacan la mexicana Camille Citlaly Enríquez de solo cinco años, y Hayzel Serrano de trece años, la más grandecita de las doce, que este año participan en la contienda.

“Cómpreme un voto para ayudar a los niños pobres”, es la plegaria o especie de estribillo que la mayoría de las pequeñas aspirantes a reina usan para convencer a cuanta persona abordan, particularmente donde hay aglomeraciones.

“Los niños son así, ellos saben que de esa forma logran no cualquiera se va a negar”, señaló el sacerdote Vidal Antonio Rivas, quien es además coordinador y fundador del Comité.

La noche de la coronación de Miss Solidaridad el 23 de octubre en la Iglesia San Mateo de Hyattsville, Maryland, y después de casi dos meses de vender votos a un dólar cada uno, solo la que obtenga el primer lugar recibirá una computadora personal (laptop) o el equivalente de 700 dólares y otros reconocimientos de menor cuantía.

El Comité provee servicios comunitarios locales y apoyo a escuelas y niños en Latinoamérica.

Algunas acciones solidarias del Comité en más de diez años de fundado.

• Entrega de donaciones y apoyo emocional a familias de inmigrantes en situaciones difíciles en la región de Washington (muerte, enfermedad).

• Becas de apoyo a escolares en Nicaragua, Honduras, Guatemala, Paraguay que abarca alrededor de 500 niños en el 2009.

• La construcción de una escuela en el Merendón, San Pedro Sula, Honduras.

• 3,500 dólares a las víctimas del terremoto que devastó a la región de Arequipa en Perú.

• Entrega de 25,000 dólares y 130,000 libras en comidas y medicina a las personas afectadas por los terremotos en El Salvador.

• Construcción de 40 casas a cuarenta familias impactadas por la tragedia, valoradas en 400,000 dólares.

• 10,000 dólares en comida a familias afectadas por las sequias del 2001 en Centroamérica.

“Lo que buscamos es solidaridad y justicia social, cerrar la brecha que existe entre los pocos que tienen mucho y los muchos que viven en situación de pobreza, a la luz del ejemplo de vida de Monseñor Oscar Arnulfo Romero”, puntualizó Rivas.

You must be logged in to post a comment Login