“La Promesa a Estados Unidos” Omite la Reforma Inmigratoria y Respalda la Ley Inmigratoria de Arizona

REPORTERO: ¿Cuál es la propuesta para qué hacer con los cerca de 12 millones o 12,5 millones de inmigrantes indocumentados en este país?
BOEHNER: ¿Usted me está preguntando sobre algo que no está en el documento?
REPORTERO: Sí, pienso que muchos estadounidenses están debatiendo una reforma inmigratoria integral y me pregunto cuál es la posición y francamente por qué no está en el documento.
BOEHNER: Bueno, pienso que el documento explica claramente que los primeros pasos para una verdadera reforma inmigratoria es asegurar nuestras fronteras y aplicar nuestras leyes—dos cosas que aparecen en nuestro “Pledge to America”.

El reportero trató de hacer una siguiente pregunta sobre el tema pero fue inmediatamente interrumpido por Boehner quien quiso pasar a otra pregunta.
La “promesa” sí propone un planteamiento basado solamente en la aplicación de la ley y parece respaldar y promover políticas parecidas a la de Arizona:
Trabajar con oficiales locales y estatales para aplicar nuestras leyes de inmigración El problema con la inmigración ilegal y los carteles de drogas mexicanos involucrados en un conflicto cada vez más violento significa que necesitamos manos a la obra para abordar este reto. Reafirmaremos la autoridad de agentes de la ley local y estatal para ayudar a aplicar todas las leyes federales de inmigración.

Junto con las propuestas de imponer sanciones a Irán, la defensa con misiles y el terrorismo, la “Promesa” también promete solemnemente “tomar acción para asegurar nuestras fronteras comenzando con la aplicación de nuestras leyes”.

Aparentemente, el partido Republicano piensa que logrará esta meta simplemente con darle a la patrulla fronteriza las herramientas que necesitan y prohibiéndoles a las Secretarías del Interior y de Agricultura “a que interfieran con las actividades de aplicación de la ley por parte de la patrulla fronteriza en tierras federales”.

El documento también hace referencia indirectamente al proyecto de ley de reautorización de la defensa, el cual los Republicanos bloquearon esta semana en parte porque incluía el DREAM Act, como enmienda. Los Republicanos adujeron que al añadir una provisión que tendría el efecto potencial de aumentar el alistamiento de las fuerzas militares en Estados Unidos era “un asunto ajeno”. La “Promesa” reafirma el compromiso Republicano a impedir una acción legislativa similar en el futuro haciendo un llamado a “que no se promuevan más proyectos de ley para la financiación de tropas demorados por inconexos cambios en la política, o gastos domésticos ajenos y proyectos financiados localmente para ganar votos”.

Dado que el 54 por ciento de todos los estadounidenses cataloga el asunto migratorio como “muy importante” y que una mayoría de los votantes—de todas las corrientes partidistas—apoyan una reforma migratoria, es sorprendente que el partido Republicano no provea más detalles. Este es un gran vacío puesto que los Republicanos no han vacilado en politizar este asunto durante esta campaña electoral.

You must be logged in to post a comment Login