La seguridad humana es responsabilidad de los gobiernos, señala directora de OPS

Velar por la seguridad humana, al igual que velar por la seguridad nacional o de la propiedad, es una responsabilidad fundamental de los gobiernos, dijo la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses Periago durante la reciente 50° reunión de ese organismo regional.

“El cumplimiento de esta responsabilidad obliga no solo a la prevención de conflictos, daños y pérdidas, sino además a crear sistemas (políticos, sociales, ambientales, económicos y culturales) que brinden a las personas oportunidades y protección básica para llevar una vida productiva y digna”, enfatizó la directora de la OPS ante los ministros de Salud de las Américas en Washington, D.C.

Destacó además la seguridad humana y las maneras en que la cooperación técnica de la OPS contribuyó a la seguridad de los pueblos de América.
 
En tanto, señaló que el terremoto ocurrido en enero último en Haití mostró la fragilidad de la seguridad humana en un contexto de pobreza crónica y vulnerabilidad.

Roses Periago detalló además algunas de las actividades llevadas adelante por la OPS:
 
Durante la pandemia de gripe por A (H1N1) la OPS movilizó equipos interdisciplinarios de expertos para dar asistencia técnica y garantizó el acceso de sus países miembros a la nueva vacuna contra la gripe A (H1N1).
 
Después del terremoto en Haití, la OPS desempeñó una función crucial para la coordinación de los esfuerzos de socorro relativos al sector de la salud, como el organismo principal del Grupo de Acción Sanitaria organizado por las Naciones Unidas.
 
Tras el terremoto de Chile, la OPS trabajó con otros organismos de las Naciones Unidas y movilizó a expertos internacionales en materia de desastres, infraestructura hospitalaria, salud ambiental, salud mental y comunicación de masas para apuntalar la respuesta de Chile. Además, coordinó la donación de vacunas y la compra de equipos biomédicos y generadores eléctricos.
 
Frente el impacto de la crisis económica sobre los presupuestos sanitarios, la OPS ayudó a los países buscar soluciones financieras sostenibles, una distribución más equitativa de recursos escasos y la reorganización de los sistemas de salud a partir de un enfoque de atención primaria de salud.
 
Otras áreas de cooperación técnica detallados en el informe incluyen:
 
Seguridad alimentaria y nutricional, especialmente de los niños y las embarazadas.
 
Armonización de leyes y reglamentos relativos a la inocuidad de los alimentos.
 
Investigación sobre las repercusiones económicas de los traumatismos causados por accidentes de tránsito.
 
Promoción de un modelo integral de salud sexual y reproductiva.
 
Iniciativas para incorporar nuevos grupos poblacionales en los esquemas nacionales de protección social de la salud.

Afirmó Roses Periago que ninguna persona, familia, comunidad o nación puede estar completamente segura cuando la seguridad de otros corre grave riesgo.

“La OPS seguirá con sus esfuerzos por promover la salud como un factor clave que contribuye a la seguridad de los seres humanos y la comunidad, y para mejorar la salud y la calidad de vida de todos los pueblos de las Américas”, apuntó.

You must be logged in to post a comment Login