Piden trabajos y reforma migratoria

Grupos pro-inmigrantes se unieron el domingo a la marcha masiva “Una nación trabajando junta” frente al Monumento a Lincoln en la que participaron decenas de miles personas de distintas organizaciones sindicales, religiosas y de derechos humanos de todo el país.

“Algo está equivocado en Estados Unidos”, cuando hay personas que están desempleadas, son objeto de explotación o abusos a sus derechos civiles, dijo Eddie Flores, de Los Angeles, California, quien fue uno de los oradores en la manifestación.

Un grupo de personas de diversas razas y edades recitaron el famoso discurso “I have a Dream” del líder de los derechos civiles de los afroamericanos, Martin Luther King.

“Marchamos por la esperanza, no por el odio”, “Trabajos ahora”, “Glenn Beck y Sarah Palin son racistas”, se leían algunos de los letreros con referencia al locutor de radio y la ex candidata a la vicepresidencia estadunidense que impulsan el movimiento conservador Tea Party.

El boliviano Juan Carlos Saavedra, que estaba acompañado de su pequeño hijo Esteban, nacido en Estados Unidos, indicó que su hija adolescente enfrenta dificultades para continuar sus estudios porque es indocumentada.

Líderes cívicos de Washington, Maryland y Virginia, incluyendo a Ana Sol Gutiérrez, Walter Tejada y Saúl Solórzano, marcharon desde el Capitolio hasta el Monumento a Lincoln para pedir una reforma migratoria integral.

“El pueblo unido jamás será vencido”, “Aquí estamos y no nos vamos, y si nos echan nos regresamos”, gritaban en español los manifestantes en su recorrido por la avenida Independencia.

El legislador demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, dijo que marchaba por la legalización de mujeres indocumentadas que dejan “sus rodillas” y “sus dedos” en los campos y en las fábricas, que consideró que debe defenderlas como a su esposa, hermana o madre.

Un grupo de manifestantes vestidos con uniforme anaranjado y en cadenas, buscaron humanizar el sufrimiento de los inmigrantes indocumentados. “No nos traten como criminales, venimos a trabajar”, declaró el salvadoreño Saúl Salguero.

La marcha congregó a una variopinta coalición entre líderes sindicales, legisladores, defensores de los derechos ambientalistas, activistas de los derechos de los homosexuales y organizaciones pro-inmigrantes.

El reverendo Al Sharpton indicó que el gobierno ha rescatado a los bancos y a Wall Street con millonarios fondos y que “ahora es momento que rescate a los estadounidenses” que enfrentan un elevado desempleo y una ola de embargos hipotecarios.

You must be logged in to post a comment Login