Muere Testigo de Jehová en Uruguay al rehusar transfusión de sangre

Una mujer de 46 años perdió la vida como consecuencia de las heridas sufridas en un accidente de tráfico y su posterior negativa -por ser testigo de Jehová- a ser sometida a una transfusión de sangre en el hospital de Maldonado (Uruguay).

Ángela Sosa resultó lesionada de consideración cuando el Fiat Uno que conducía su marido, y en el que también viajaba sus hija de 13 años, se estrelló contra una columna de bulevar Artigas y Shakespeare tras chocar con otro vehículo que circulaba en el mismo sentido, una camioneta Volkswagen Saveiro, según relata el diario uruguayo El País, en una crónica firmada por Marcelo Gallardo.

El accidente ocurrió durante la noche. Ángela Sosa sufrió un fuerte traumatismo de tórax por lo que fue asistida en el lugar del accidente por una unidad de emergencia móvil y luego fue trasladada al hospital de Maldonado. Empero, la mujer, que se encontraba “lúcida y consciente” al llegar al sanatorio, alegó su condición de testigo de Jehová para no recibir la transfusión de sangre que pretendieron efectuar los médicos que la atendieron, informó la emisora local FM Gente.

Fuentes del caso señalaron que hasta el propio médico forense le pidió que cambiara de actitud y que aceptara la transfusión para salvar la vida. La mujer se mantuvo en su posición hasta que poco después se descompensó y falleció.

Sus familiares que la acompañaban la apoyaron en todo momento.

Fuentes consultadas por El País explicaron que si la persona lesionada se encuentra lúcida y con pleno dominio de sus facultades puede solicitar no recibir la transfusión de sangre apelando a sus creencias religiosas.

Según informó Canal 7, la jueza Marcela Vargas dio el visto bueno en cuanto a que se respetara la decisión de la mujer, basada en sus convicciones religiosas.

Carlos Olivett, director del hospital del Maldonado, dijo a Canal 7 que “la verdad médica no coincide con la verdad jurídica o la verdad religiosa” y señaló que, como médico, resulta muy difícil quedarse de brazos cruzados en un caso de esta naturaleza cuando hay posibilidades de intervenir por la salud del paciente.

Olivett dijo que la causa de la muerte fue la “anemia aguda” -literalmente se desangró-, y sostuvo que en el caso de haberse practicado una transfusión “hubieran aumentado sensiblemente” las posibilidades de que la mujer se recuperara.

En tanto, la Justicia pretende establecer las causas del siniestro para deslindar las responsabilidades de los conductores. Según trascendió, los conductores se acusaron mutuamente: ambos alegan haber sido encerrados por el otro.

“Queremos vivir vidas largas y saludables”, establecen los testigos de Jehová: “Nuestras creencias religiosas promueven el respeto por la vida y nos ayudan a prevenir muchos problemas médicos comunes. Al igual que cualquier otra persona, cuando estamos enfermos, buscamos atención médica. No creemos en la curación por la fe. El tipo de tratamiento médico que se elija es asunto de elección personal”.

Explicaron que los Testigos de Jehová solicitan tratamientos sin sangre, ampliamente utilizados y aceptados por la comunidad médica, y que lo hacen debido a que la Biblia manda: ’sigan absteniéndose de… sangre’.

Agregaron que rechazan la sangre por motivos religiosos y no por razones médicas, y que muchos han reconocido que ese rechazo ha ayudado a los Testigos a evitar contraer enfermedades costosas y mortales como el Sida y la hepatitis.

“Ya que la Biblia no hace ninguna declaración clara sobre el uso de fracciones menores de la sangre o sobre la reinfusión inmediata de la propia sangre del paciente durante la cirugía, el uso de este tipo de tratamientos es una cuestión de elección personal”, puntualizaron.

Fuente: RIES

 

About Ramón Jiménez

Ramón Jiménez, actual Managing Editor de MetroLatinoUSA. Periodista que cubre eventos de las comunidades latinas en Washington D.C., Maryland y Virginia. Graduado de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Distrito de Columbia. Galardonado en numerosas ocasiones por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP) y otras organizaciones comunitarias y deportivas de la región metropolitana de esta capital. También premiado en dos ocasiones como Mejor Periodista del Año por la cobertura de la comunidad salvadoreña; premios otorgados por la Oficina de Asuntos Latinos del Alcalde de Washington (OLA) y otras organizaciones. Ha sido miembro del jurado calificador en diferentes concursos literarios, de belleza y talento en la región metropolitana. Ha visitado zonas de desastre en Nicaragua, Honduras y El Salvador e invitado a esos países por organizaciones que asisten a personas de escasos recursos económicos. Antes trabajó en otros medios de prensa de Virginia y Washington, D.C., incluyendo reportajes para una agencia noticiosa mundial.

You must be logged in to post a comment Login